sábado. 02.07.2022

Un Mamut sobrevuela León

El A400M participa en los ejercicios del Lone Paratrooper en el que paracaidistas de seis países practican diferentes tipos de saltos, incluidos los nocturnos
Airbus
El imponente avión, en las pistas del Aeródromo Militar de León. DL

Un A400M del Ala 31 del Ejército del Aire, con base en Zaragoza, ha permanecido en el Aeródromo Militar de León con motivo del ejercicio de paracaidismo Lone Paratrooper.

Este imponente avión se ha sumado al resto de aeronaves del ejercicio para completar los entrenamientos paracaidistas a alta cota con uso de oxígeno. Con los saltos realizados desde este ‘mamut’, indicativo radio que le identifica, se pone fin a dos semanas donde los aviones del Ejército del Aire como el C-295 del Ala35 con base en Getafe y el C-212 del Ala37 con base en Valladolid, acompañados de un C-130 holandés y un helicóptero de la Policía Nacional, han ayudado a mejorar las capacidades operativas de los paracaidistas.

El A400M es un avión militar basado en la experiencia acumulada por Airbus como fabricante de aviones civiles, pero adaptándose a los requisitos militares. Diseñado desde el principio para ser un avión con doble función de transporte y cisterna, el A400M proporciona a las fuerzas aéreas una capacidad de reabastecimiento aire-aire, además de una capacidad logística y de transporte táctico.

Este avión de transporte está propulsado por cuatro motores turbo hélice, con un peso máximo al despegue, MTOW, de 141 Tm, capaz de transportar una carga de pago máxima de 32 Tm a 1.780 millas náuticas a una velocidad de 0.68 Mach. El alcance del avión sin carga es de 4700 millas náuticas.

Un Mamut sobrevuela León