lunes. 05.12.2022

A la espera de que se ejecute el traslado de José Ignacio Krutxaga Elezcano, que ya tenía aprobado su destino en el País Vasco, Villahierro se queda de nuevo con apenas media docena de reclusos de la banda terrorista ETA, lejos de los catorce que llegó a tener hace años y más cerca de la cifra mínima de dos que tuvo en 2017.

Siguen en Villahierro Fernando Elejalde Tapia, Jesús Mari Etxebería, Fernando García Jodra, Íñigo Guridi Lasa, Unai (Henry) Parot Navarro y Diego Ugarte López de Arkaute.

Con los últimos traslados decretados, León se convierte en uno de los centros penitenciarios con menos reclusos de la banda terrorista ETA. Quedan cinco en Villabona (Asturias), cinco en Burgos, cinco en Soria y dos en Topas (Salamanca) entre las penitenciarias más cercanas a Villahierro.

Concentran la mayoría de los reclusos las prisiones del País Vasco y Cantabria o Logroño, con dieciseís cada uno en el caso de las dos últimas.

El Centro Penitenciario Provincial de Villahierro es uno de los 42 establecimientos de todo el estado español en los que se encuentran internos los 259 presos de la banda terrorista que cumplen condena por sus delitos.

Mansilla baja la nómina de etarras
Comentarios