jueves 27/1/22
El mercado laboral coge aire

Marzo deja 1.016 parados menos

La reactivación de la hostelería y la Semana Santa reducen la cifra de desempleados en la provincia hasta los 33.657 tras seis meses consecutivos de subida y después de tocar suelo en febrero, cuando se registraron las peores cifras

La pandemia deja en un año 2.585 leoneses más en la lista del Sepe, que todavía paga 5.425 prestaciones por Erte

Clic sobre la imagen para ampliar

León cerró marzo con 33.657 parados, 1.016 menos que en febrero, cuando el desempleo afectaba a 34.673 personas, la cifra más alta desde la declaración del primer estado de alarma, hace ya más de un año. Todos los sectores mostraron el mes pasado un comportamiento positivo, especialmente el terciario, relacionado con los servicios, que tiró de la recuperación tras la apertura del interior de la hostelería. Salieron de las listas del Sepe 649 personas , aunque aún hay 22.865 demandantes de trabajo en este área. También bajó en agricultura (-90), industria (-83), construcción (-184) y entre el colectivo ‘sin empleo anterior’ (-10), según los datos que ayer facilitó el Ministerio de Trabajo.

De todas formas, la provincia aún está muy lejos de los niveles que registraba antes de la pandemia, a pesar de que la tercera ola ha suavizado sus efectos respecto a las dos anteriores, que destruyeron más empleo. La comparación interanual, que arroja una radiografía más certera de los efectos del covid en la economía, deja un balance desolador. Hay 4.175 desempleados más que en febrero de 2020. En relación a marzo de ese mismo ejercicio, el incremento es de 2.585 personas (8,32%). Se disparó, sobre todo, en el sector servicios, que añadió 1.826 parados en doce meses. Y se cebó especialmente con las mujeres, que representan, con 19.129, al 56,8% del total. Son 1.892 más que en el mismo periodo del año anterior. También lo sufren con virulencia los menores de 25 años. Hay 2.864 leoneses sin trabajo en ese tramo de edad. En marzo de 2020 eran 2.317.

Un año de covid
Hay 4.175 desempleados más que en febrero de 2020, cuando no había ningún tipo de restricción

Otro indicador preocupante es el de la temporalidad, que amenaza buena parte de los contratos que se firmaron el mes pasado en la provincia. De los 8.181 acuerdos sellados, solo 1.474, el 18%, tienen carácter indefinido, lo que aumenta la fragilidad del mercado laboral en León, que tocó suelo en febrero, cuando el desempleo se disparó un 17,6% en términos interanuales tras encadenar seis meses de subidas, desde septiembre, que cortó la tendencia alcista que se produjo durante el verano, cuando las medidas decretadas por las autoridades sanitarias no eran tan restrictivas.

Igualmente, la provincia ganó 914 cotizantes a la Seguridad Social en esos 31 días de marzo, aunque pierde 313 afiliados en relación al mismo mes de 2020. También ha descendido el número de trabajadores afectados por un Erte, que a principio de la pandemia, cuando se confinó a la población, y se cerraron la mayoría de negocios, superó los 22.000. El mes pasado tenían la jornada interrumpida de forma total o parcial 5.425 trabajadores de 1.019 empresas. Además 3.874 autónomos cobraban algún tipo de prestación extraordinaria tras acreditar una caída importante de la facturación.

En riesgo
De los 8.181 contratos firmados el mes pasado, solo 1.474, el 18%, tienen carácter indefinido

En términos absolutos, León sale mejor parada que la Comunidad, donde el paro bajó el mes pasado un 2,15%, frente al 2,9% de descenso que anotó la provincia. En los últimos doce meses la subida también fue aquí más suave. El desempleo bajó en 3.759 personas en Castilla y León, que deja en 170.993 la cifra de parados en el conjunto de las nueve provincias, que sumó 3.053 cotizantes a la Seguridad Social, hasta los 899.595 afiliados.

España

Mientras, en España se repitió la misma fotografía. Marzo deja 59.149 personas menos en las listas del Sepe, que baja de los cuatro millones de inscritos (3,94), mientras que la Seguridad Social sumó 70.790 afiliados de media frente a febrero en un mes en el que comenzaron a relajarse algunas de las restricciones aplicadas para frenar la tercera ola de la pandemia. En cuanto al número de ocupados medios, se situó en 18,92 millones, lo que supone 70.790 más que en febrero, una cifra positiva pero modesta para un mes que suele ser bueno para el empleo.

Por regiones, el paro registrado bajó en 16 comunidades autónomas, con Andalucía (16.925), Comunidad Valenciana (8.897), Cataluña (6.390) y la Comunidad de Madrid (5.471) a la cabeza. Solo subió en el País Vasco, con 993 parados más.

Marzo deja 1.016 parados menos