miércoles. 08.02.2023
Entre 3.000 y 3.500 esquiadores, a los que hay que añadir el público visitante, acudió ayer a disfrutar del esquí en San Isidro durante una jornada en la que predominó el cielo despejado, las bajas temperaturas de hasta diez grados bajo cero y la nieve dura, con unos espesores que oscilaron entre 30 y 130 centímetros de nieve. Esta afluencia de público provocó algunas colas a la hora de sacar el forfait y también en algunos remontes. Además, el hecho de que la silla de Cebolledo impida acceder a la zona de Requejines algunos esquiadores decidieron afrontar un tramo de 200 metros a pie para poder deslizarse por las pistas de este sector. Pajares En la jornada de ayer, se procedió a la apertura de los telesillas Cueto Negro, Hoya del Cueto Negro, Valle del Sol y Brañillín así como el telesquí de la Hoya y el Tubo, dando acceso a diez kilómetros de pistas con espesores entre los 30 y 100 centímetros de nieve polvo-dura. El día se presentó con cielos despejados y temperaturas muy agradables que convirtieron la jornada en un gran día de esquí. En total, se registraron unos 8.000 visitantes. Para la jornada de hoy está prevista la apertura de los telesillas de Cueto Negro, Hoya de Cueto Negro, Valle del Sol y Branillín, así como el telesquí de la Hoy y el Tubo, dando acceso a un total de 10 kilómetros de pistas esquiables en la estación de Pajares. Los espesores serán similares a los de ayer, y oscilarán entre los 30 centrímetros y los 100 centímetros de nieve con una calidad de polvo-dura. Como las predicciones meteorológicas para hoy anuncian buen tiempo para los esquiadores, por lo que se espera una gran afluencia de visitantes no sólo para este jornada sino también durante los próximos días.

Más de 3.000 aficionados al deporte blanco acudieron a las instalaciones
Comentarios