sábado 21/5/22
Imagen de la protesta ayer ante el Ministerio de Interior, en Madrid. EFE

Más de 3.500 guardias civiles de toda España, según la Asociación Unificada de la Guardia Civil (Augc), se concentraron ayer ante el Ministerio del Interior para denunciar el retroceso de sus derechos laborales y la discriminación que sufren respecto a otros cuerpos policiales. Los guardias civiles exigieron la dimisión de Fernando Grande-Marlaska, por su «desprecio» al cuerpo y por no cumplir su promesa de modernizar la institución, concediendo el derecho a sindicación de los agentes y poniendo fin a los juicios por los códigos penal militar, además de reclamar la equiparación salarial.

Más de 3.500 guardias civiles exigen también la equiparación salarial