sábado 21/5/22

Con apenas la zona de parkour terminada, el alcalde de León, José Antonio Diez, publicitó ayer por la mañana la inversión de más de 600.000 euros que se ejecuta en el parque de La Granja para que continúe como «una de las zonas emblemáticas y más demandadas de la ciudad». Junto con el espacio para saltos ya finalizado, en el que se han invertido 60.000 euros, se ejecutará una zona de aparatos de calistenia para hacer ejercicio, que apunta en una factura de 45.000 euros más, pero que todavía no pasa del movimiento de tierras, como comprobó el regidor, acompañado por el concejal de Desarrollo Urbano, Luis Miguel García Copete, y el portavoz de la UPL, Eduardo López Sendino.

Estas dos actuaciones se complementan con más intervenciones en el parque. Diez recordó que en el campo de fútbol se invertirán en total más de 300.000 euros, aunque todavía no se ha podido estrenar en partido oficial, después de medio año de finalizadas las obras, debido a que no se incluyeron en el contrato principal los trabajos de ejecución de la valla que acaba de adjudicarse. La instalación se mejorará además con los nuevos vestuarios, ahora en periodo de redacción de proyecto, en los que se desembolsaran más de 200.000 euros.

El regidor quiso reconocer que la inversión en estas dos nuevas áreas, ubicadas donde antaño estuvo la fuente, en el centro del parque, provienen de una propuesta de la UPL. El gesto lo atendió López Sendino, quien insistió en que se trata de una iniciativa «importante, necesaria» y demandada sobre todo por «los jóvenes».

Más de 600.000 € en el parque pero con el plan aún a medias