sábado 22/1/22
hosteleria
RAMIRO

Más de 7.300 empresas con sede en la provincia leonesa han recibido desde marzo de 2020 cerca de 828,2 millones de euros de financiación cargados a las dos líneas de avales que puso en marcha el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para mitigar los efectos de la pandemia en prácticamente todo tipo de negocios. No obstante, los sectores más golpeados por la crisis sanitaria, como el turismo, el ocio o la cultura, aglutinan la mayoría de las operaciones que gestionaron las entidades bancarias, por delante de la construcción, el comercio o la industria, que igualmente ocupan un lugar preferente.

Desde el 17 de marzo del pasado año, cuando el Gobierno movilizó los primeros 100.000 millones de euros, hasta el 30 de noviembre de 2021, se han aprobado en total 11.548 préstamos que inyectaron liquidez en 7.388 empresas, casi todas pymes o autónomos, muy castigados por las restricciones y los confinamientos durante los peores meses del covid.

Importe

El plazo medio de devolución es de 63 meses y el préstamo tipo asciende a 71.083 euros

La línea más demandada por el tejido productivo leonés fue la que se lanzó al principio de la emergencia para «mantener el empleo y paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria», señala el Real Decreto. Según los datos facilitados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de este programa se cerraron en León 10.348 operaciones de crédito que beneficiaron a 6.428 empresas. La financiación que recibieron fue de 735,6 millones de euros en total, más de 71.000 de media para cada una, la cantidad más baja de toda la comunidad, solo por detrás de Ávila, donde el préstamo medio ascendió a 57.861 euros. En Palencia, por el contrario, se disparó hasta los 133.008 euros, aunque tan solo se validaron 2.954 operaciones, muy por debajo de las 11.179 préstamos que se concedieron en Valladolid, con un importe medio de 96.739 euros y un plazo de devolución de 61 meses, dos menos que en León.

El 90% de estas empresas están directamente gestionadas por trabajadores por cuenta propia o micropymes. De hecho siete de cada diez tienen menos de diez empleados, según se desprende del último balance publicado por el ICO. Además, la mayoría del dinero que recibieron se destinó a garantizar nuevos préstamos, casi todos de larga duración, es decir, superiores a los cuatro años.

Perfil

La mayoría de los beneficiarios gestiona centros de trabajo con menos de diez empleados

Del mismo modo, la línea de avales dirigida a la inversión y mantenimiento de la actividad, dotada en este caso con 40.000 millones, tuvo menos incidencia ya que solo podía destinarse a «gastos corrientes y de capital relacionados con nuevas inversiones o con el proceso productivo», así como a «la ampliación, adaptación o renovación de los equipos, instalaciones y capacidades» o a «gastos asociados al reinicio de la actividad». En este caso, 960 empresas de la provincia han recibido, desde el pasado 3 de julio, 92,6 millones de euros, o lo que es lo mismo, 77.201 euros de media para cada una, que cargarán con estos créditos durante 55 meses, según los datos actualizados por el ministerio ayer mismo.

El perfil es muy similar. El 79% de los beneficiarios son del mismo modo autónomos o compañías con menos de diez personas en plantilla. León es la cuarta provincia de la comunidad que más recursos absorbió del ICO, por detrás de Burgos, Salamanca y Valladolid. A nivel nacional, Madrid ocupa el primer puesto, con el 20% de todos los avales; le sigue Barcelona, que concentró el 18,6% de las operaciones, algo más que Andalucía (12,5%) y Valencia (10,1%). Mientras, Castilla y León aparece en el octavo puesto, con el 3,9% de los movimientos asociados al Instituto de Crédito Oficial desde marzo de 2020, cuando estalló la pandemia.

Más de 7.300 empresas cargan con 828,2 M€ en créditos por el covid