lunes 14/6/21

A más de 90 euros por cada árbol

La campaña de poda, que irá desde noviembre hasta abril, intervendrá sobre 9.000 ejemplares con un coste de 810.000 euros asociado al contrato de jardines.
Los trabajadores de jardines avanzaban ayer con la poda en el Paseo de la Facultad.

Con un inventario de 26.900 ejemplares, León encara el otoño con las tijeras de podar en la mano como elemento habitual para los próximos seis meses. Una tarea, que comenzó esta semana y se alargará hasta el mes de abril, en la que se intervendrá sobre 9.000 árboles del municipio. Especies de hoja caduca, que entran en periodo de latencia, que suman un gasto total de más de 810.000 euros; fondos con cargo al contrato de mantenimiento de jardines, adjudicado a Acciona, que se embolsa más de 3 millones al año por la atención a las zonas verdes al este del Bernesga, toda vez que el Ayuntamiento decidió rescatar hace más de un año dos pequeñas brigadas de personal propio para atender el resto de la ciudad. «No se trata de que queramos hacerlo, sino de que es necesario para mantenerlos dentro de unas dimensiones adecuadas para la ciudad», advierte el concejal de Parques y Jardines, Julio Cayón.

La campaña se centrará en ocho especies de hoja caduca que llenan las calles y plazas de León. Plátanos, que son el 30% del total; tilos, como los que hay en el entorno de Santa Ana y Correos; acacias, situadas en las márgenes de 5 de octubre o Ramiro Valbuena; olmos, que adornan el paseo que va desde la plaza de toros hasta la escuela de idiomas; castaños, que ensombrecen el parque de los Reyes; chopos de hoja de peral, como los que reparten por el barrio de Eras de Renueva; y moreras, como las que toman el paseo de Salamanca; además de los alibustres, con los que se comenzó en pleno verano y que ahora tiran un fruto de color negro que llena de suciedad las aceras.

La intervención supera este año los 7.500 árboles que se podaron en la pasada campaña otoñal. Una cifra que esta vez se engorda con la poda de grandes ejemplares. Árboles que requieren un operativo especial, como el que se desarrollará para intervenir en los plátanos del paseo del Parque, junto al Colegio de Huérfanos Ferroviarios (CHF), o los chopos de Eras de Renueva, que en esta temporada aumentar su peligro por la acción de rachas de fuertes vientos que causan caídas. Unas especies a las que se aplicará un terciado: la reducción de un tercio de las ramas que tienen, sin necesidad de cortar el tronco ni hacer desmoches. Actuaciones que se acompañarán de otros específicas, como la eliminación y posterior reposición de algunos de los castaños que se encuentran en peor estado dentro del parque de San Francisco.

El operativo explica el coste de más de 810.000 euros de la campaña de poda, «sin que el Ayuntamiento tenga que pagar más que lo que viene en el contrato», como aclara Cayón. Una factura que supone entre 90 y 120 euros por cada uno de los árboles que pasarán por las manos de los trabajadores de jardines, en los que se cuentan las labores previas de colocación, los elementos mecánicos necesarios y el traslado de los restos vegetales hasta las instalaciones de Gersul, que se encarga después de tratarlos en el CTR de San Román de la Vega para convertirlos en compost.

A más de 90 euros por cada árbol