miércoles 28/7/21

Más de mil profesores se van al paro este verano en la provincia al dispararse la tasa de interinidad

Los sindicatos denuncian la precariedad en el sector y avanzan que esta realidad resta calidad a la educación.
La tasa de interinidad se eleva aún más en zonas rurales y más alejadas de los grandes núcleos de población. JESÚS F. SALVADORES

a.g. valencia | león

Un verano más al paro. Es la realidad de los profesores interinos que llegando la época estival saben que pasan a engrosar las listas del desempleo, donde estarán, en el mejor de los casos, hasta septiembre cuando arranque el nuevo curso. Este panorama afecta en León a más de mil profesores de Primaria y Secundaria — de los 5.000 de la provincia— un dato que evidencia el aumento de la tasa de interinidad, que en los últimos años ronda el 20%, según denuncian todos los componentes de la Junta de Personal Docente, formada por representantes de siete sindicatos. Este escenario no es nuevo en el sector aunque el porcentaje de interinos, como inciden las organizaciones sindicales, se ha disparado al no cubrirse las jubilaciones con puestos fijos.

Con este trasfondo, la Junta de Personal Docente explica que en 2006 se firmó un acuerdo para la Calidad de la Enseñanza que recogía que la tasa de interinidad no debía superar el 5%. Un porcentaje incumplido «con creces» en la actualidad y que se agudiza aún más en zonas periféricas del mundo rural. «En localidades como Villablino o Quintanilla de Losada, en La Cabrera, los interinos llegan a suponer el 80% de la plantilla», denuncian los sindicatos, que ven en este panorama cantidad de consecuencias negativas tanto para la calidad de la enseñanza, que necesita de la continuidad de un proyecto, como en la estabilidad de los propios docentes, que van cambiando cada año o, incluso, varias veces en un mismo curso.

«Todo se debe a los recortes», señala Carlos Cadenas, representante de Stele, quien entiende que esta realidad «bordea la legalidad laboral».

Los incumplimiento del acuerdo de 2006 no quedan aquí. Entonces los sindicatos lograron que aquellos profesores que tuvieran un contrato de cinco meses y medio cobraran también los meses de julio y agosto. «Otro aspecto incumplido y un atropello más», matiza Guadalupe Cordero, de CC OO, quien insiste en la precariedad laboral y en su incidencia para la educación, «un sector clave».

Esta opinión también es compartida por Antonio García, de CSI-F, que va un paso más allá, explicando que a los despidos en verano se junta que la situación durante el curso tampoco es la ideal para muchos interinos, que «en bastantes casos cubren medias jornadas». En este sentido, García avala con datos la afirmación y comparte que en el último ejercicio el 30% de los interinos de Primaria no tuvieron jornadas completas, una cifra que se eleva al 50% para el caso de los profesores de Secundaria. «Con la crisis, la educación ha salido muy perjudicada», subraya el responsable de CSI-F. Y es que, como continúa, «al terminar el curso, la administración liquida al interino y se ahorra como mínimo pagar un mes a este personal».

«Muy injusto»

El mismo análisis arrojan desde Aspes, Anpe y UGT. Los tres también ven en esta realidad «una injusticia» que «va en detrimento» de la calidad de la educación. «La administración ha venido escudándose en la crisis, pero ha generado una situación de precariedad total en el empleo perjudicando al eslabón más débil de un sector muy castigado», apunta Ricardo de Dios, que reitera, al hilo, que uno de los factores fundamentales de la educación es la motivación del profesorado.

Una opinión que suscribe Jesús López, quien reclama a la Junta de Castilla y León «un paso adelante» para mejorar las condiciones de los interinos, recuperar el espíritu del acuerdo de 2006 y avanzar en lo máximo posible en la oferta de empleo público. Ahora, los deberes ya están puestos.

Más de mil profesores se van al paro este verano en la provincia al dispararse la tasa...
Comentarios