lunes 27.01.2020
mercado inmobiliario

Más de mil viviendas se compraron al contado en León sólo en el último año

Una de cada tres ventas se salda en efectivo, una tendencia creciente en el mercado inmobiliario de la provincia.
Más de mil viviendas se compraron al contado en León sólo en el último año

Más de un millar de las viviendas que el año pasado se compraron en la provincia fueron pagadas en efectivo, una tendencia creciente en el mercado inmobiliario, que ve de nuevo en el ladrillo una alternativa a la inversión ante la inestabilidad de los mercados financieros y también de rentabilidad, por el aumento tanto de la tendencia como de los precios de los alquileres. En total una de cada tres casas que cambiaron de manos en León a lo largo de 2018 no firmaron una hipoteca en las entidades financieras, sino que se abonaron al contado por los ahorradores.

Crece el número de personas que invierte sus ahorros en esta fórmula, mientras muchas familias siguen teniendo auténticas dificultades para acceder a la financiación de su vivienda. El mercado inmobiliario acentúa estas dos realidades opuestas, de manera más acusada en las capitales donde la burbuja inmobiliaria (sobre todo del alquiler) se está disparando, pero también en el resto de las ciudades.

El año pasado, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se vendieron en la provincia 3.128 viviendas, pero sólo se firmaron 2.024 hipotecas para la adquisición de una casa. Es decir, 1.104 de estos inmuebles fueron adquiridos al contado por sus compradores. Una cifra que supone un incremento del 27% sobre el ejercicio anterior, y que acentúa de forma importante una tendencia creciente desde que el mercado inmobiliario tocó suelo, en el año 2014.

En aumento

La venta de viviendas sigue recuperándose en la provincia desde entonces, sólo en el último año el mercado incrementó este tipo de operaciones en algo más de un 11%. Aumentan también las firmas de hipotecas, aunque en los últimos meses del año pasado lo hicieron con más cautela, a la espera de las resoluciones judiciales definitivas sobre el pago de los actos jurídicos documentados, y del resto de los conflictos judiciales que afectan a la relación entre bancos y clientes en lo que a reparto de costes de constitución de los contratos de préstamo se refiere.

En el caso de la provincia de León, la firma de hipotecas creció el año pasado un 4% (casi tres veces menos que la venta de viviendas, en términos porcentuales). Se firmaron en total 2.024 contratos sobre viviendas, apenas 48 más que el año anterior; y sólo 663 por encima del mínimo del período firmado en 2014. Muy lejos de las casi 12.000 hipotecas que se firmaron en León en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Las ventas han crecido también de forma sostenida, aunque más dinámica. En 2014 sólo se compraron en la provincia 2.074 casas (una cuarta parte de las ventas que se firmaron en 2007); y desde entonces la cifra de compras ha ido creciendo a ritmos que van desde el 14,5% de 2015 a alrededor del 9% cada uno de los dos años posteriores, para acelerarse de nuevo en 2018 con un incremento de las ventas superior al 11%.

El 73% de las viviendas que se compraron el año pasado en la provincia eran usadas, y apenas una de cada cuatro eran de nueva promoción. Las ventas en ambos tipos de inmuebles siguen una tendencia alcista, pero con mucha más fuerza las que ya llevan años en el mercado.

Más de mil viviendas se compraron al contado en León sólo en el último año