jueves 26/11/20
Empresas

Máximo movimiento en los ministerios para evitar que Flybyschool pueda volar de León

Las negociaciones entre Aena y Defensa continúan al máximo nivel en Madrid para intentar encontrar una solución que permita a la escuela de pilotos comerciales Flybyschool dar sus clases de formación en el Aeropuerto de León. Por su parte, el gerente de la escuela, Álex Álvarez, lanzó ayer un nuevo ultimátum: «Yo mañana —por hoy— les diré a los alumnos cuál es la sede que les ofrezco», en relación a que hoy por la tarde tiene una reunión con un grupo de alumnos de un centro de Portugal que ha cerrado y que quiere incorporar como nuevos pilotos en formación en su centro.

Entre Aena y Defensa ya ha habido al menos cinco encuentros para resolver la compleja situación marcada por el convenio que regula el aeródromo leonés, que es de titularidad militar, aunque con cesión para operaciones civiles. La irrupción de una escuela de formación de pilotos obliga a reorganizar no sólo el acuerdo entre ambas partes si no que también la estructura de trabajo actual en las instalaciones. Ayer por la mañana se reunieron representantes del Ministerio de Transportes, de quien depende Aena, y de Defensa y hoy por la mañana habrá un nuevo encuentro para desbloquear la situación, según apuntó el gerente de Flybyschool.

Nuevo ultimátum

«Las cosas dicen que van despacio y que no hay plazos», se quejó ayer Álex Álvarez, quien aseguró que hoy mismo tomará la decisión firme a expensas de lo que ocurra en el encuentro entre Aena y Defensa y que trasladará a sus alumnos dónde comenzarán el próximo curso las clases. «Yo siempre mantengo que mi intención es quedarme en León, pero ya no puedo esperar más», señaló el gerente de la escuela de pilotos comerciales en relación a los trámites que tendría que llevar a cabo para poder montar su escuela en otro punto diferente a León. Si se resuelve a favor, y logra hacerse un hueco para formar a sus pilotos desde el Aeropuerto de León, estas gestiones ya estarían resueltas y seguiría contando con el apoyo de la Universidad de León para complementar la formación de sus alumnos y donde tiene instalados sus simuladores de vuelo.

Álex Álvarez ya lanzó el hace dos semanas su primer ultimátum, con el reclamo de un anuncio firme por parte de Aena o Defensa para conocer si finalmente podría o no operar en el Aeropuerto de León. «Aunque pudiera llegar a solucionarse en uno o dos meses, nosotros ya estaríamos fuera de León, no nos tomaron en serio en noviembre», señala el gerente de Flybyschool que valora la implicación que han tenido todos los políticos y la sociedad leonesa para que el centro no vuele a otra provincia. Álvarez ayer no quiso desvelar cuál de las opciones que baraja si tuviera que irse de León es la más sólida, aunque entre ellas están aeródromos privados en Valladolid o Huesca.

Máximo movimiento en los ministerios para evitar que Flybyschool pueda volar de León
Comentarios