domingo 26/9/21
Economía

El mercado laboral cierra un buen agosto con más afiliados y menos paro

Pese que es un mes con pérdida de contratos, en la provincia se afiliaron 873 personas más y otras 425 salieron de las listas del Ecyl
dl3p6g1

La estacionalidad propia de las contrataciones en el mes de agosto y la quinta ola del covid no han podido con el mercado laboral de León, que ganó 873 afiliados y sacó de las listas del paro a otras 425, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. La estadística refleja que el último día del pasado mes había 162.797 cotizantes en la Seguridad Social frente a los 162.124 del mes de julio y el número de parados es de 29.019 personas. En este conjunto de cifras no se pueden obviar los 1.966 afiliados en Erte, de los que 1.301 se encuentran en suspensión total. Con todo, los puestos de trabajo creados en la provincia leonesa sostienen un crecimiento del 2,95% respecto a hace un año, es decir, hoy hay 4.659 personas afiliadas más que en 2020. Llaman especialmente la atención los 53 cotizantes del Régimen de la Minería del Carbón.

El paro femenino se ha cronificado y actualmente hay 17.144 mujeres desempleadas frente a 11.875 hombres. Por edades, 2.295 personas menores de 25 años tampoco tienen trabajo. En cuanto a la actividad, los más de 200 empleos creados en la agricultura y las contrataciones del sector servicios han propiciado los buenos indicadores de agosto.

Un apoyo con límite

La provincia todavía tiene a 1.966 afiliados en Erte, de los que 1.301 están con una suspensión total

Se trata de unas cifras envidiables para la mayor parte de las provincias que forman parte de la comunidad autónoma. No obstante, la Junta de Castilla y León atribuye el aumento «no muy significativo» de 956 parados en agosto en la comunidad a la estacionalidad propia de este mes, al finalizar los contratos estivales y a la quinta ola de la covid, que ha afectado con más virulencia a ciertos territorios de esta autonomía.

El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social de la Junta, David Martín, incidió en que 600 de los 956 empleos destruidos el mes pasado en la comunidad son del sector servicios. Asimismo, Martín señaló que el desabastecimiento de ciertos componentes llegados de China también está afectado de manera notoria al sector industrial. Pese a estos datos, desde la Junta destacan que los datos interanuales vuelven a ser «favorables», con casi 7.000 empleados menos, mientras que la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en seis de las nueve provincias.

Verano y restricciones

La Federación Leonesa de Empresarios valoró el descenso del paro en la provincia leonesa, que en su caso atribuyen a la campaña de verano y a la relajación de las restricciones impuestas por la pandemia, si bien advierte de que todavía queda un largo camino para la recuperación económica. Recalca que es fundamental paralizar todas las actuaciones y decisiones que generan incertidumbre y dificultades en el ámbito empresarial y, por tanto, lastran la creación de empleo, especialmente en una provincia como León donde la recuperación está siendo débil.

El presidente del Círculo Empresarial Leonés, Julio César Álvarez, apuesta por «seguir trabajando para lograr la equiparación con las comunidades que ya han recuperado los niveles de empleo previos a la crisis sanitaria». «Estimular y facilitar la actividad económica y empresarial para reactivar con mayor fuerza la creación de puestos de trabajo estables es una tarea en la que debemos implicarnos administraciones, empresas y el sistema educativo», señaló.

La patronal de Castilla y León, la CEOE, achaca al entorno de incertidumbre que se cierne sobre la economía por la pandemia «los desfavorables» datos del paro. Para la UGT, el crecimiento del empleo debe ir acompañado de mejoras salariales si se quiere evitar su precariedad, reflexionó el secretario de Acción Sindical, Raúl Santa Eufemia.

Y CC OO ha pedido a la CEOE el reinicio del diálogo sobre la negociación colectiva «y la necesaria mejora de los salarios», apuntó el sindicato en un comunicado.

El mercado laboral cierra un buen agosto con más afiliados y menos paro