miércoles 21.08.2019
RESINTONIZACIÓN

Un millar de edificios no han adecuado sus antenas para la TDT

La moratoria finaliza el 31 y 20.000 personas se quedarán sin algunos de los canales
Un millar de edificios no han adecuado sus antenas para la TDT

A menos de dos semanas de que finalice la moratoria autorizada por el Gobierno para que los hogares adapten sus antenas para resintonizar la TDT, en la provincia aún existen un millar de edificios que no están preparados para ver una serie de canales de televisión afectados por esta medida, perdiendo así la oferta global. Cerca de 20.000 leoneses se verán afectados por estas restricciones, en caso de que no lleguen a tiempo con la resintonización de sus antenas al 31 de marzo.

A pesar de que todavía restan un millar de inmuebles por sumarse a las modificaciones obligadas por la imposición del dividendo digital en León, que ordena dejar despejados canales en los que actualmente se emite la TDT para ser utilizados por los nuevos servicios de banda ancha (fundamentalmente telefonía móvil a través de la tecnología 4G), desde principios de año prácticamente 9.000 edificios de la provincia han realizado en tiempo récord esta adaptación.

Con el fin del plazo inicial marcado por el Gobierno para el 31 de diciembre, en León el 80% de los edificios que debían resintonizar la TDT no lo habían hecho, es decir, 10.000 estaban pendientes, con una población afectada de 190.000 personas. El colapso del trabajo de los instaladores de estas infraestructuras en la provincia y la falta de materiales ante la imposibilidad de las fábricas de servir los pedidos a tiempo por el exceso de demanda explicaron el retraso en la adaptación de León.

Desde la Asociación Provincial de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de León (Apietel), integrada en la Fele, el vocal Fernando González Montaña asegura que en estos momentos únicamente el 10% de los inmuebles que debían someterse a esta transformación no la han acometido, aunque confía en que lleguen a tiempo al fin de la moratoria, coincidiendo con el arranque de abril. En el caso de la provincia, el número total de los edificios afectados por estos cambios ascendía, según cifras del propio Gobierno, a un total de 12.634.

«Ha sido un proceso muy complicado, en el que ha sido preciso implicar a un gran número de empresas e instaladores. El mayor problema fue la falta de material», reconoce.

En las últimas dos semanas, la llegada de material de las fábricas gallegas y vascas, ha logrado «dar mucho avance a todo el proceso en León, hemos adelantado mucho porque ya había un trabajo coordinado y se habían realizado una serie de labores previas. En León, existen alrededor de sesenta instaladores oficiales, esenciales en este trabajo, ya que las comunidades de vecinos deben contar con el correspondiente certificado.

Un millar de edificios no han adecuado sus antenas para la TDT