martes 27/10/20
Formación en la pandemia

MIR, en la ola de la profesión

El Hospital leonés incorpora a 51 internos residentes que se formarán en 31 especialidades, una más que el año pasado, al sumarse Matrona. Llegan con optimismo, atraídos por los medios y el buen ambiente de las unidades docentes 
Parte de los 51 nuevos internos residentes que llegan al Hospital de León desde Medicina, Farmacia, Enfermería y Psicología. ramiro
Parte de los 51 nuevos internos residentes que llegan al Hospital de León desde Medicina, Farmacia, Enfermería y Psicología. RAMIRO

 El Hospital de León recibió el pasado 25 de septiembre sabia nueva. Nada menos que 51 jóvenes médicos, farmacéuticos, enfermeras y hasta una psicóloga que optan por realizar sus años de residencia en el Complejo Asistencial Universitario. Todos ellos con ganas, curiosidad y expectativas. El momento es delicado con la segunda ola del coronavirus encima, pero no les asusta, les gusta su profesión.

Llegan sobre todo de Galicia, Asturias, Cantabria y León. Poseen de 24 a 29 años y 33 de los 51 residentes son mujeres. La elección del Hospital leonés no fue casual en ningún caso, sino una decisión valorada.

Ana Victoria Martín
Eligió Ginecología porque el servicio dispone de UCI neonatal y está cerca de su Salamanca natal

La salmantina Ana Victoria Martín, de 25 años, que se incorpora a Ginecología, reconoce que le pesó que el servicio disponía de UCI neonatal. Además, «quería cambiar de ciudad, León está cerca de casa y es agradable, aunque cuando me desperté con dos grados me lo volví a replantear», bromea.

«Las tapas» y el hecho de que el Hospital se enclave en una ciudad «muy viva» también sirvió de tirón para Juan Antonio Morbelli, de 27 años, que se traslada desde Albacete para realizar la residencia en Radiología «porque me gusta el Norte». La leonesa Claudia Santos, de 25 años, se quería venir tras seis años en Santander tentada por Cardiología, «porque es muy potente en el Hospital y me gusta que Coronarias lo lleven los cardiólogos en vez de los internistas».

177 residentes
Junto con los 51 recién incorporados al Hospital (18 hombres), se atiende  a 126 de otros años

De la tierra y de la misma edad, Elena Llamas, se integra en Enfermería Pediátrica (EIR) por vocación y al reconocer el buen hacer del servicio, mientras la gijonesa Susana de la Vallina emerge como la única Psicóloga Interna Residente (PIR) atraída por una formación «con guardias de 24 horas y unidades de referencia nacional como la psicología dual». También destaca que existen muy pocas plazas para su especialidad en los hospitales.

La Comisión de la Docencia del Caule, con sede en la séptima planta del Virgen Blanca, regula su formación sanitaria en las 31 especialidades que han podido elegir, una más que el año pasado al haberse sumado la de Matrona.

Iván Soto, de 25 años
Le tentó Traumatología por la investigación, las unidades, el número de camas y el buen ambiente

También está concedida para 2021 la de Otorrinolaringología. «Ampliar la oferta es bueno para el Hospital y desde la Comisión nos encargamos de reclamar tiempo para que los tutores de estos jóvenes puedan prestarles la máxima atención. Hay que tener en cuenta que son facultativos con su carga asistencial a la que añaden la tutorizacuón y perseguimos que se les libere para que prime la formación», señala el presidente Santiago Vivas, que lleva en la gestión de la calidad docente desde 2010.

La destacada labor investigadora y asistencial de la Farmacia hospitalaria de León llamó la atención de Juan Carlos Sáez, de Cuenca, quien a sus 24 años valora también «cambiar de aires». En cambio la leonesa Tania González, aunque dudó en solicitar plaza como anestesióloga en el Clínico de Valladolid, optó por quedarse en la ciudad porque en Pucela «no hay casi guardias y la Reanimación del Hospital de León es igual de potente».

Comisión de Docencia
Se encarga de regular la formación sanitaria de los jóvenes y de introducirles en el complejo asistencial

Los MIR estarán en manos de un tutor coordinador y de un tutor principal. Su referente es la secretaria de la Comisión, María Calvo y la coordinadora de calidad, Eva González. El Caule atiende en estos momentos a 177 residentes que permanecen entre cinco y dos años según su especialidad. Para esta convocatoria, la primera plaza que se cubrió fue en Dermatología. Medicina Interna, Anestesiología, Cardiología y Traumatología también tuvieron gran aceptación. 

De hecho Iván Soto, de 25 años, se incorpora como residente de Traumatología tras valorar las unidades del centro, la capacidad de investigación, el número de camas elevado (hay 800) y el ambiente de trabajo «que es bueno por lo que estoy viendo».

MIR, en la ola de la profesión