martes. 31.01.2023
Los productos rebajados deben tener la misma calidad que los de precio ordinario. La venta de productos fabricados exclusivamente para las rebajas constituye competencia desleal y vulnera la Ley sobre Ordenación del Comercio Minorista. Para las Cámaras de comercio esta práctica produce un efecto negativo sobre la imagen del sector de la distribución y perjudica al comerciante que respeta escrupulosamente las reglas de un mercado transparente. Las cámaras de comercio recuerdan que el fin último de las rebajas es hacer más atractivas, a través de las ofertas aquellas mercancías que no han sido vendidas a un precio ordinario durante la temporada. Esto permite al comerciante dar salida al stock e iniciar una nueva campaña. Por ello, los artículos rebajados deberán haber estado a disposición del público, a un precio normal, con anterioridad al inicio del periodo de rebajas.

La misma calidad que a precio ordinario
Comentarios