martes. 05.07.2022
Violencia de género

La mitad de las leonesas asesinadas por el machismo eran esposas de su agresor

De las mil primeras víctimas del país, trece residían en León

DL18P8G1De las trece mujeres leonesas víctimas mortales de violencia machista, seis eran cónyuges de su agresor, de acuerdo a los datos aportados por el Observatorio Contra la Violencia Doméstica y de Género en su informe sobre las mil primeras fallecidas en el país desde que se inició la estadística en el año 2003.

De acuerdo a los datos nacionales del estudio, cuya proporción es bastante similar a la de León, la convivencia con el agresor es uno de los factores que aumentan el riesgo para la vida de las víctimas: el 60,5 % de las mil mujeres asesinadas mantenía la convivencia con su agresor en el momento en que ocurrieron los hechos, un porcentaje que aumenta hasta el 65 % en la segunda mitad del periodo analizado. En 100 casos, la convivencia continuaba pese a la existencia de una denuncia previa y en 29, pese a estar activa alguna medida de protección para la víctima.

La capital en dos ocasiones, San Pedro de Valderaduey, San Andrés del Rabanedo, Navatejera, Carrizo de la Ribera, Boñar, Bembibre, Cuadros, Cubillos del Sil, Valverde de la Virgen, Astorga y Toreno componen el mapa de los escenarios de crímenes de violencia de género en la provincia de León.

Tres armas blancas, tres objetos contundentes, dos muertes a golpes, dos armas de fuego, un caso de asfixia, otro de estrangulamiento y uno más de utilización de un hacha fueron las fórmulas empleadas por los asesinos de las víctimas para llevar a cabo sus ataques.

Años funestos

Los años 2004, 2005, 2012 y 2013 fueron los más funestos para León, con dos víctimas mortales en cada uno de ellos. La mejor época fue la etapa entre los años 2006 y 2012, en los que no se registró ninguna víctima mortal. Una se contabilizó en 2003, 2004, 2016, 2018 y 2019. No hubo muertes tampoco en los años alternos 2015 y 2017.

El primer episodio que se contabiliza en la serie es el del 26 de noviembre de 2003, que ocurrió en la capital. El último caso que se ha conocido es el que sucedió el 14 de enero de 2019 en Toreno.

La mejor época
Entre 2006 y 2012 se registró una etapa dorada en la que no se sumó ni una sola muerte violenta

Entre enero de 2003 y abril de 2019, el promedio anual de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas ha sido de 61,3. Esta cifra aumenta hasta 68,3 si se tiene en cuenta solo la primera parte de ese periodo (2003 a 2010) y disminuye hasta 54,4 en la segunda mitad (2011 a 2018). El año más trágico fue 2008, con 76 víctimas mortales, y el año con menos crímenes machistas fue 2016, con 49 casos. La tasa media de muertes indica que hubo 3,1 víctimas mortales al año por cada millón de mujeres mayores de 15 años. La tasa promedio aumenta de nuevo en la primera mitad del periodo hasta llegar a 3,6 y disminuye en la segunda mitad hasta 2,7.

Menos en el interior

Este índice varía en cada comunidad autónoma, pero también es diferente según el área geográfica: en las zonas costeras se sitúa en 4,4 mujeres, mientras que en las del interior es de 2,5, según los datos del estudio.

Principio y fin
El primer caso que se contabiliza en León fue en noviembre de 2003 y el último en otoño de 2019

El informe se elaboró a partir de los datos objetivos contenidos en los expedientes judiciales y proporciona una visión global de los mil asesinatos a partir de indicadores como edad de víctima y agresor, relación entre ambos, existencia de hijos e hijas, nacionalidad o lugar en el que se cometió el feminicidio, entre otros. A partir de esta información y de la elaboración de los perfiles de víctima y victimario, puede afirmarse que la violencia machista afecta a todos los ámbitos y orígenes, sea cual sea la nacionalidad, clase social, grupo étnico, edad o nivel de estudios.

Una cada semana

Del estudio se desprende que durante los dieciséis años y cuatro meses de que consta el informe hubo un asesinato machista cada semana y una media de 61,3 víctimas mortales cada año. En 38 de los casos, un total de 44 personas cercanas a las víctimas fueron asesinadas al mismo tiempo; 23 de ellas menores. En la parte del estudio que corresponde a León, había 25 hijos que perdieron a sus madres en este periodo, de los que nueve eran menores de edad. En el periodo de tiempo analizado, 765 menores quedaron huérfanos y otros 23 fueron asesinados junto a sus madres. El domicilio fue el escenario del crimen en el 75% de los casos.

Teléfono violencia de géneroLa vocal del Consejo General del Poder Judicial y presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, señala que este análisis estadístico «permite conocer la forma más cruenta de la violencia machista y mejorar los protocolos y herramientas dirigidos a la protección de las víctimas».

La mitad de las leonesas asesinadas por el machismo eran esposas de su agresor
Comentarios