martes. 06.12.2022
Sucesos

La muerte de la joven de Montejos podría ser juzgada como un crimen machista

La familia contrata a un abogado para justificar su suicidio por los malos tratos que sufría

La familia de Cristina Ramos Centeno, la joven desaparecida de Montejos del Camino hace una semana que puso fin a su vida junto a las vías del tren en La Aldea de la Valdoncina, ha contratado a un letrado profesional afincado en La Bañeza para sondear la posibilidad de relacionar su muerte voluntaria con los episodios de malos tratos que venía recibiendo desde hacía un tiempo y que depararon una orden de alejamiento por lo que su marido no podía acercarse a ella desde el pasado 26 de abril.

El padre de la fallecida declinó ayer la posibilidad de realizar declaraciones en este respecto: «No voy a decir nada, estamos muy afectados todavía». No obstante, este periódico ha podido confirmar que la familia ha puesto el caso en manos de un abogado cercano a la familia paterna y que ha tratado de recabar testimonios en la localidad para buscar la forma de sustentar su teoría, según la cual, la joven tomó su decisión acuciada por una grave situación personal.

Custodia del niño

De fondo subyace también y la custodia del hijo de 12 años que tenía la pareja y que tras la desaparición de su madre, y podría pasar a quedar en manos del padre, sujeto a un procedimiento que ahora, con la desaparición de la denunciante, modifica sustancialmente las condiciones en las que se presentó. Son cuestiones que de momento estarían por estudiar,

La joven había sido asistida el pasado día 26 de abril en el turno de oficio por una agresión del padre de su hijo, que tenía dictada una orden de alejamiento sobre ella dictada el día 27, en virtud de la cual se había decretado la custodia del menor en favor de la madre y se habían dictado medidas civiles, con una duración provisional de 30 días. Todavía se estaba decidiendo el sentido final de las mismas.

Desaparición y suicidio

Cristina Ramos estaba amparada por una orden de alejamiento del padre de su hijo

El cuerpo sin vida de Cristina apareció a media mañana del sábado en las inmediaciones de La Aldea de La Valdoncina. Unos cazadores que deambulaban por la zona lo encontraron y dieron aviso a la Guardia Civil, que reportó el punto en el que se encontraba al helicóptero que apoyaba las labores de búsqueda para que lo localizara.

Tras constatar que el cadáver vestía las mismas ropas que el día de su desaparición, se decidió acordonar la zona. En torno a las 12.00 se personó la autoridad judicial competente para realizar el levantamiento del cadáver, no sin antes dar paso a la inspección ocular por parte de los forenses. Fueron precisamente los doctores del equipo de medicina legal los que determinaron las causas del fallecimiento. Validaron la tesis del episodio autolítico en sus conclusiones oficiales.

La familia de la fallecida ha estado en los últimos días en Montejos del Camino tratando de recopilar datos y testimonios que puedan avalar la tesis de que su hija falleció tras decidir poner fin a su vida a causa del sufrimiento que presuntamente le causaban los malos tratos denunciados en su día y que le llevaron a tomar tan dura decisión.

Se trata de saber si vecinos y amigos pueden avalar la tesis en caso de que se les consulte a nivel policial, circunstancia que no se contempla como demasiado verosímil por la investigación.

La muerte de la joven de Montejos podría ser juzgada como un crimen machista
Comentarios