jueves 17.10.2019

Las multas por rebasar el horario de cierre pasan de 86 a 122 en sólo un año

El aumento de las denuncias por ruidos encuentra su correspondencia en la apertura de expedientes por rebasar los horarios de cierre de los establecimientos: para los bares, a las 02.00 horas en verano de lunes a jueves y a las 02.30 horas los fines de semana; para los pubs, a las 04.00 horas a diario y a las 04.30 horas los viernes, sábados y domingos; y para las discotecas, a las 05.30 las cuatro primeras jornadas semanales y a las 06.30 horas el resto. Unos límites que el pasado años hicieron que la Policía Local tuviera que imponer 122 multas, un 41% más que las 86 de 2012, y que en los seis primeros meses del presente ejercicio ya llegan a las 56.

Pese a lo abultado de la cifra, los responsables municipales inciden en que la mayoría se dan dentro de un grupo limitado de establecimientos de copas que acumulan casi cada semana una o dos infracciones, lo que hace que ya cuenten con sanciones de hasta 30.000 euros por la reincidencia.

Este incremento de las multas se relaciona además con el refuerzo de la vigilancia en algunas zonas, como sucede en el entorno de Burgo Nuevo a partir de las 05.00 horas para evitar molestias y peleas.

Las multas por rebasar el horario de cierre pasan de 86 a 122 en sólo un año