jueves. 07.07.2022
Suárez-Quiñones, en el centro junto al obispo de León, visitó ayer el edificio del museo. MARCIANO PÉREZ

La restauración del edificio se estrena, la musealización tendrá que esperar a finales de año y al proyecto le queda por resolver cómo afrontan más de 5,3 millones de euros. La inauguración del museo diocesano de la semana Santa de León, cuatro años después de que empezaron las obras en el seminario Mayor de la ciudad, llega con la petición por parte del Obispado para que haya más aportaciones.

La primera iniciativa buscará que los ciudadanos apadrinen cada uno de los 500.000 ladrillos que se han restaurado en el edificio. Cada pieza tendrá un coste de cinco euros, como avanzó ayer el vicario para los Asuntos Económicos, Pedro Puente, quien abundo en que se buscará «un tablón» en el que registrar los nombres de todos aquellos que colaboren. A la espera del resultado de esta nueva acción, las cofradías tan sólo han logrado recaudar 18.000 euros, como reseño el responsable de la diócesis, quien dejó caer que esperan que haya «mayor generosidad» por parte de las administraciones. «Hay unos bancos muy generosos en esta ciudad que nos suelen atender con asiduidad porque cumplimos. Estamos aún buscando recursos. Hay una cuenta abierta para que podamos pagar los préstamos que tenemos», reseñó.

Le petición de ayuda coincidió con la visita al edificio del consejero de fomento y medio ambiente. Juan Carlos Suárez-Quiñones se adelantó a la apertura, dado que no podrá estar el miércoles día uno en el acto oficial, y recordó que la administración autonómica ha puesto 2.030.000 euros en el proyecto. A mayores, el Ayuntamiento de León aportado otros 500.000 euros y la Diputación 200.000 euros, como confirmó el diputado José Pellitero. El representante autonómico incidió en que el museo será «un foco de cultura, historia, patrimonio y turismo con un atractivo de primer nivel para la ciudad». «León tendrá aquí sus propias edades del hombre», ensalzó.

Para lograrlo ahora queda por delante la confección del proyecto museístico, que «se ha encargado a una comisión con todo lo que han determinado las cofradías y el delegado de patrimonio de la diócesis». El plan reunirá no sólo tallas y elementos ligados a la Pasión, sino que también permitirá «mantener en un buen estado, restaurando antes si es necesario, obras que están en iglesias, en ermitas que están privadas ahora de sus habitantes», como reseñó el obispo de León, Julián López. El prelado abundó en que el centro expresa «el interés de la diócesis en contribuir a lo que representa en la historia y en el presente la capital del antiguo Reino de León».

El Museo de Semana Santa sólo recauda 18.000 € en donaciones