sábado. 25.06.2022

Las cifras no engañan. En 2019 nacieron en León 2.370 niños. Ellos son los llamados a empezar en los colegios con 3 años el próximo curso, en primero de Infantil. Las plazas que ofertan los 203 centros, tanto públicos como concertados, en ciudades y en pueblos de la provincia de León son 4.086. Es decir, casi el doble de los niños nacidos.

Esta situación es patente desde hace tres años, y que se hizo más patente aún en 2016, cuando los niños nacidos en la provincia de León bajaron de la barrera de los tres mil. Un dato trágico, un síntoma más de la constante sangría poblacional de la provincia de León. Atrás quedaron aquellos años del baby boom, porque salvo pequeños repuntes, desde 1975 la tendencia ha sido a la baja como demuestra el gráfico sobre estas líneas con los datos que recoge el Instituto Nacional de Estadística. Lejos también las aulas que se llenaban con alumnos de hijos de inmigrantes que llegaban a la provincia en busca de un empleo o una alternativa.

Las aulas cada vez están más vacías y cada vez los jóvenes se buscan una alternativa fuera de León, lo que también altera la pirámide poblacional y las perspectivas de futuro, que dejan su impronta en los colegios e institutos.

El gran número de plazas educativas en la provincia también está marcada por la dispersión geográfica, ya que los Centros Rurales Agrupados ofertan sus 20 plazas a pesar de que muchos de ellos no las cubren y la Consejería de Educación mantiene su compromiso de mantenerlos abiertos a pesar de que la matrícula no llegue a los tres alumnos a fin de mantener población en el medio rural.

Los niños nacidos en 2019 son la mitad que las vacantes
Comentarios