martes 29/9/20

«No es tiempo de lamentos, es tiempo de lucha»

«No es tiempo de lamentos, es tiempo de lucha»

El manifiesto recoge que las Marchas de la Dignidad son «una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos» ante la situación «límite, de emergencia social». Los millones de parados, la falta de un trabajo digno, está «desperdiciando talento» e hipotecando «indefinidamente el futuro» de los trabajadores.

Además cientos de familias han perdido sus casas, bajan los salarios, las condiciones de trabajo, y la juventud tiene que buscarse la vida en el extranjero. Los organizadores critican que el Gobierno del PP actúen «al dictado» de la Troika, con «el robo de derechos y el empobrecimiento generalizado». Todo para pagar «una deuda ilegítima que no han contraído los ciudadanos, sino que es producto de la especulación bancaria y de los excsos de los distintos gobiernos».

Privatizan lo rentable, y recortan el presupuesto en salud, educación, dependencia y otros servicios sociales. «Se ríen de nuestros mayores, que sufren una enorme pérdida de poder adquisitivo mientras ven cómo sus ahorros están secuestrados por las preferentes y otros productos financieros delictivos».

«Están aprovechando la crisis para recortar derechos. Estas políticas de recortes están causando sufrimiento, pobreza, hambre e incluso muertes y todo para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo beneficios a costa de nuestras vidas», señala el manifiesto; que destaca que «para la mayoría social esta crisis-estafa está significando un gigantesco drama humano. Y cuando se protesta la respuesta es la represión y la criminalización».

«No es tiempo de lamentos, es tiempo de lucha»