jueves 26/5/22
undefined
Los supermercados recuperan la normalidad en León. RAMIRO

"Terror en el hipermercado, horror en el ultramarinos...". Dando una continuidad exagerada a la letra de la icónica canción de Alaska y los Pegamoides se podría escribir aquello de "mi euro ha desaparecido y nadie sabe cómo ha sido". Lo cierto es que los lineales de los supermercados de León vuelven a estar colmados de productos. La normalidad ha llegado a las estanterías, pero no a los precios. La subida del coste de los alimentos es una realidad: la cesta de la compra sale hoy, de media, aproximadamente un 10% más cara que hace un año. Y de seguir así, en 2022 cada hogar gastará 500 euros más solo en alimentos básicos, según los datos de la OCU.

En esta organización llevan años monitorizando los precios de alimentos y productos de droguería e higiene en supermercados de toda España. Fruto de ese trabajo es su conocido estudio de precios para encontrar los supermercados más baratos, pero también el observatorio de precios OCU donde revisan la evolución del precio de 156 productos de consumo habitual: alimentos frescos y envasados y productos de droguería e higiene en 9 cadenas de supermercados de ámbito nacional.

Los datos del mes de marzo han servido para comprobar que las comentadas subidas en los alimentos son una realidad: el precio de la luz, el gas y los combustibles disparan el IPC, pero los alimentos básicos, los productos con los que cada día llenamos nuestra cesta de la compra no le andan a la saga, advierten desde OCU.

Cinco de cada seis productos han subido de precio

La mayoría de los productos que integran este estudio (carnes y pescado, fruta y verdura, aceites, lácteos, alimentación general, además de artículos de limpieza e higiene) son ahora más caros que hace un año. Así sucede con el 84% de los productos cuyos precios han rastreado.

Las subidas más acusadas son las del aceite, especialmente llamativos los porcentajes en el caso del aceite de oliva (casi 54%) y el aceite de girasol (más de 49%) de marca blanca. La margarina, la pasta, los plátanos de Canarias o el salmón también superan el 30%. Hay un 16% de los productos que son ahora más baratos. La mayoría son productos de droguería, como el jabón, el dentífrico, las maquinillas o el limpiabaños, aunque también hay alimentos.

La bajadas son, en cualquier caso, bastante menores en cantidad y en cuantía que las subidas: los productos que más han bajado son el solomillo de cerdo (ahora es un 9,4% más barato), y las cebollas (cuestan un 8,5% menos que hace un año).

Los precios se han disparado en tres meses

En general, el observatorio de precios OCU revela que la subida media es del 9,4% respecto al nivel de precios de marzo de 2021.

Pero los incrementos de precio se han notado más en este 2022: las subidas de precios de la energía, los costes de combustibles, el conflicto en Ucrania no son ajenos a ello, y es previsible que las subidas sean aún mayores, suponiendo una grave dificultad a las familias.

Según los cálculos de OCU, de seguir así, el gasto medio en alimentación de las familias podría ser en 2022 unos 500 euros más que en años anteriores. Un sobrecoste que viene a sumarse a los precios más elevados de suministros y combustibles, para provocar que cada vez sean más las familias que tienen dificultades para afrontar sus gastos cotidianos: si en 2021 era un 8% de la población, según nuestro reciente estudio de solvencia familiar, ahora ese porcentaje puede incrementarse significativamente

Esto afecta especialmente a las familias más vulnerables: "Desde OCU instamos a las autoridades a adoptar medidas de ayuda para las familias con más dificultades".

Se pronostican más subidas

Y la mala noticia es que no va a mejorar. La economía mundial todavía no se ha recuperado de la pandemia que ya se enfrenta a otra gran crisis provocada por la guerra en Ucrania. Entre la escalada de los precios de las materias primas, la energía y el transporte los precios de los alimentos seguirán subiendo.

Tiendeo, la plataforma de ofertas y catálogos digitales, ha revisado la evolución del precio de algunos productos de consumo habitual presentes en su plataforma a lo largo de los 12 últimos meses en el ámbito nacional, y ha analizado su correlación con las búsquedas de promociones.

Precios por las nubes

La guerra en Ucrania también provocó la subida del precio del aceite vegetal, por el miedo a un posible desabastecimiento. Es el caso, por ejemplo, del aceite de girasol, del que Ucraïna es uno de los principales productores y exportadores mundiales, su precio registró un incremento del 29% respecto al año pasado. El aceite de oliva también se ha visto afectado, aunque en menor medida, con un incremento del precio del 6%.

En particular, los cereales, como el trigo, se vieron afectados por la invasión de Ucrania. Debido al aumento del precio del trigo, el precio de la harina también aumentó (+14%) así como el precio de la pasta. Así pues, un paquete de 500 gramos de pasta que se vendía a 1,37 euros en abril de 2021 cuesta ahora 1,51 euros, es decir, un 10,2% más.

Tiendeo también confirma un aumento de los precios del arroz a nivel nacional. De media, un paquete de arroz de un kilo es ahora un 42% más caro que hace un año. Así mismo, los productos lácteos también se ven afectados por la subida de precios. De media, un litro de leche es ahora un 5,2% más caro que hace 12 meses.

Por último, el café, producto de necesidad diaria para muchas personas, también ha visto su precio incrementar en el último año. Comprar café molido en el supermercado costará de media un 7,4% más.

Alimentos al alza: multitud de ofertas para atraer al consumidor

Como consecuencia de la subida de precios en los productos básicos, los consumidores están más atentos a las ofertas y promociones. Así se percibe en el incremento de búsquedas en el aceite de oliva (+308%), los macarrones (+88%), el arroz (+14%), el café (+13%), o la leche (+1,9%) que han experimentado un crecimiento considerable en 2021 en comparación con el año 2020.

Normalidad los súper de León, pero con productos más caros
Comentarios