jueves 26/5/22
                      Las estanterías de los supermercados recuperan la normalidad. DL
Las estanterías de los supermercados recuperan la normalidad. DL

«Terror en el hipermercado, horror en el ultramarinos...». Dando una continuidad exagerada a la letra de la icónica canción de Alaska y los Pegamoides se podría escribir aquello de «mi euro ha desaparecido y nadie sabe cómo ha sido». Lo cierto es que los lineales de los supermercados de León vuelven a estar colmados de productos. La normalidad ha llegado a las estanterías, pero no a los precios. La subida del coste de los alimentos es una realidad: la cesta de la compra sale hoy, de media, aproximadamente un 10% más cara que hace un año. Y de seguir así, en 2022 cada hogar gastará 500 euros más solo en alimentos básicos, según los datos de la OCU.

En esta organización llevan años monitorizando los precios de alimentos y productos de droguería e higiene en supermercados de toda España. Fruto de ese trabajo es su conocido estudio de precios para encontrar los supermercados más baratos, pero también el observatorio de precios OCU donde revisan la evolución del precio de 156 productos de consumo habitual: alimentos frescos y envasados y productos de droguería e higiene en 9 cadenas de supermercados de ámbito nacional.

Los datos del mes de marzo han servido para comprobar que las comentadas subidas en los alimentos son una realidad: el precio de la luz, el gas y los combustibles disparan el IPC, pero los alimentos básicos, los productos con los que cada día llenamos nuestra cesta de la compra no le andan a la saga, advierten desde OCU.

Cinco de cada seis productos han subido de precioLa mayoría de los productos que integran este estudio (carnes y pescado, fruta y verdura, aceites, lácteos, alimentación general, además de artículos de limpieza e higiene) son ahora más caros que hace un año. Así sucede con el 84% de los productos cuyos precios han rastreado.

Las subidas más acusadas son las del aceite, especialmente llamativos los porcentajes en el caso del aceite de oliva (casi 54%) y el aceite de girasol (más de 49%) de marca blanca. La margarina, la pasta, los plátanos de Canarias o el salmón también superan el 30%. Hay un 16% de los productos que son ahora más baratos. La mayoría son productos de droguería, como el jabón, el dentífrico, las maquinillas o el limpiabaños, aunque también hay alimentos.

La bajadas son, en cualquier caso, bastante menores en cantidad y en cuantía que las subidas: los productos que más han bajado son el solomillo de cerdo (ahora es un 9,4% más barato), y las cebollas (cuestan un 8,5% menos que hace un año).

Los precios se han disparado en tres mesesEn general, el observatorio de precios OCU revela que la subida media es del 9,4% respecto al nivel de precios de marzo de 2021.

Pero los incrementos de precio se han notado más en este 2022: las subidas de precios de la energía, los costes de combustibles, el conflicto en Ucrania no son ajenos a ello, y es previsible que las subidas sean aún mayores, suponiendo una grave dificultad a las familias.

Según los cálculos de OCU, de seguir así, el gasto medio en alimentación de las familias podría ser en 2022 unos 500 euros más que en años anteriores. Un sobrecoste que viene a sumarse a los precios más elevados de suministros y combustibles, para provocar que cada vez sean más las familias que tienen dificultades para afrontar sus gastos cotidianos: si en 2021 era un 8% de la población, según nuestro reciente estudio de solvencia familiar, ahora ese porcentaje puede incrementarse significativamente

La normalidad llega a los súper, pero con los productos más caros