sábado 28/5/22

Representantes patronales de Asturias, Castilla y León y Galicia y de Cepyme reivindicaron unidad de acción empresarial para combatir los retos y aprovechar las oportunidades comunes en un escenario marcado por la crisis energética, la invasión rusa de Ucrania y las consecuencias de la pandemia de la covid.

Así lo expresaron ayer en una rueda de prensa en Oviedo con motivo de la celebración de un encuentro organizado por la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y Sabadell Herrero para analizar la situación económica actual.

La presidenta de la patronal asturiana, María Calvo; el de la Confederación de Empresarios de Galicia-CEG, Juan Vieites; el de Ceoe Castilla y León, Santiago Aparicio, y el de Cepyme, Gerardo Cuervas, coincidieron en advertir del impacto que está teniendo la inflación para trabajadores y empresas, de las que más de la mitad no pueden trasladar el incremento de los costes a sus productos.

Asimismo, alertaron de la falta de mano de obra en muchos sectores, un problema que atribuyeron al desacoplamiento de los procesos de formación y las necesidades reales de las compañías, así como de la pérdida de competitividad y productividad.

También reclamaron al Gobierno central y a los Ejecutivos autonómicos que pongan a la empresa en el «centro de su política, no en la diana», ha dicho Cuervas.

La presidenta de la patronal asturiana, María Calvo, puso en valor la unión de las tres comunidades, que cuentan con problemas «muy parecidos», y reclamó que, ante las dificultades actuales, las empresas deben tener «certidumbre», «seguridad jurídica» y menos carga burocrática a la hora de implantar nuevos negocios.

Calvo también hizo hincapié en la importancia de la formación de los trabajadores, dado que «no se entiende» que con las tasas de desempleo existentes «no se encuentre gente en prácticamente ninguno de los sectores». El presidente de la patronal gallega subrayó que se debe trasladar de manera «clara y contundente» al Gobierno de España que el «foco» deben ser las empresas, que son «las que crean empleo y riqueza».

Vieites alertó de que «la pérdida de impulso de crecimiento» está perjudicando a las compañías, a lo que se une la contracción de la confianza de los consumidores en un contexto de escalada de la inflación que está en «tasas de 1984».

«Hay que poner freno a esta situación, porque el IPC se disparará y significará que la inflación arrasará los pequeños negocios», ha asegurado tras sostener que la cooperación entre las comunidades del noroeste es una iniciativa «importante» para encarar el futuro. El presidente de Ceoe Castilla y León, Santiago Aparicio, insistió en la importancia de aunar voluntades para frenar la pérdida de competitividad del tejido empresarial de las tres comunidades, que están «muy bien situadas estratégicamente».

En su intervención, incidió en que las administraciones deben tomar decisiones «adecuadas» y conocer «bien el terreno» en el que se mueven las empresas. «Muchas veces los partidos no son conscientes de lo que aportamos, que es más de 90 por ciento de la creación de empleo del país», ha recalcado tras poner en valor la importancia del diálogo social. La unión empresarial es «buena» para avanzar en una cohesión territorial y en un aumento de la productividad.

El noroeste vuelve a reivindicar su posición geográfica y periférica
Comentarios