lunes 1/3/21
Martín Méndez | Presidente de la Asociación Provincial de Hostelería

«Si nos expropian por el bien común, nos tienen que pagar»

Martín Méndez, presidente de Hostelería León. DL

Los hosteleros, y el resto de actividades afectadas por el cierre parcial de los bares y restaurantes, volverán a manifestarse hoy frente a la delegación territorial de la Junta después de que la Administración autonómica desatendiera las peticiones que han hecho desde el sector para activar cuanto antes la desescalada. «Exigimos un respeto hacia una actividad que mantiene a muchas familias en nuestra provincia. Basta de calumnias y desprecio», subrayaron desde la asociación provincial que preside Martín Méndez. A las once de la mañana leerán un manifiesto y romperán unos platos para escenificar su hartazgo.

—¿Qué supone para el sector ampliar hasta las diez de la noche el horario de las terrazas?

—Solo beneficiará a unos pocos. En León únicamente hay un 10% de establecimientos con terraza y muchos ni siquiera la han abierto porque no resulta rentable. Seguimos pagando la factura de esta crisis. Hay otras comunidades que no han sufrido limitaciones tan estrictas. No es la solución mientras el interior permanezca cerrado.

—¿Cuántos compañeros se han quedado por el camino?

—Es difícil hacer en estos momentos un cálculo exacto, pero ya hay un 25% de las 1.200 licencias que estaban dadas de alta en la ciudad que no han abierto. No sabemos todavía si será temporal o definitivo, pero cada día es más complicado levantar la trapa y seguir adelante. Llevamos mucho acumulado a pesar de los ICO y los Erte. Estamos remando a contracorriente. Vamos a esperar quince días pero nos tememos que este expolio, y la ruina de cientos de negocios, será insalvable.

—¿Cuál sería la solución o, al menos, qué medidas mitigarían la crisis?

—Expropiarte tu negocio por el bien común está muy bien, pero te tienen que pagar porque nadie ha soltado un duro. Si no me permiten abrir hay que compensar las pérdidas. Es de lógica. Las ayudas son básicas en un momento tan delicado. Sabemos que el Gobierno central ha inyectado dinero a las autonomías, pero no termina de llegar. Exigimos que los responsables públicos gestionen los recursos para que este sector no se vaya a la mierda. Tienen que hacer lo posible para que la vacunación sea más rápida porque, visto lo visto, es lo único que nos va a sacar de este problema. Si perdemos otra temporada de verano, sumaremos más cierres y más pobreza. Ya estamos contra las cuerdas.

—¿Cuánta gente depende de la hostelería?

—Calculábamos, al principio de la pandemia, que de este sector dependen entre 15.000 y 20.000 personas. No solo están los camareros. También afecta a la distribución, a la ganadería y a la agricultura.

—Mantienen la protesta frente a la Junta. ¿La movilización es el camino?

—Queremos estar en la lucha porque entendemos que nuestras reivindicaciones son justas. No vamos a quedarnos de brazos cruzados. Exigimos a los gobernantes que hagan su trabajo y escuchen a las asociaciones. La protesta —hoy a las once de la mañana—se va a repetir en todas las provincias de la Comunidad y participarán esta vez el resto de sectores afectados por el cierre interior de la hostelería. Que hayan ampliado un par de horas el horario de las terrazas no es la solución para nadie. En León la climatología es muy mala y arrastramos pérdidas de hasta el 80 por ciento en 2020. Este año vamos por el mismo camino. Ni las formas ni la comunicación de no apertura son satisfactorias .

«Si nos expropian por el bien común, nos tienen que pagar»