lunes 10/8/20
Eduardo López Sendino | Portavoz de la UPL en el Ayuntamiento de León

«No nos planteamos una moción de censura salvo que se diera un cataclismo»

Eduardo López Sendino es el portavoz del grupo de tres ediles de la UPL en el Ayuntamiento. RAMIRO
Eduardo López Sendino es el portavoz del grupo de tres ediles de la UPL en el Ayuntamiento. RAMIRO

No es gobierno, ni es oposición. La UPL navega en el Ayuntamiento como apoyo del PSOE para los presupuestos, pero a la vez hace la pinza con el PP y Cs frente a Diez. Eduardo López Sendino (León, 1959) se explica.

—¿Qué ha cambiado en la ciudad en este año de mandato?

—Lo que ha cambiado fundamentalmente es una mayor actividad. En los cuatro años que gobernó Antonio Silván en esta ciudad no se hizo absolutamente nada. Por lo menos, ahora parece que hay proyectos para sacar a esta ciudad de la situación en la que se encuentra.

—Es una respuesta que podría haber dado el alcalde. Parece casi del equipo de gobierno.

—No, ni somos equipo de gobierno, ni estamos con el partido socialista. Lo que ha hecho la UPL ha sido dejar gobernar a la lista más votada, que fue el PSOE. Nosotros seguimos estando en la oposición como demuestran, por ejemplo, las mociones que hemos aprobado con el PP y Cs conjuntamente. Yo solamente hago una comparativa de este tiempo y, ojo, con mis reservas teniendo en cuenta la situación de estado de alarma que hemos pasado.

Lucha por el espacio
«Diez pertenece al PSOE y el PSOE intenta torpedear la aprobación de las mociones de autonomía»
 

—¿Cómo valora la acción del gobierno municipal?

—Siempre se pueden hacer las cosas mejor. Creo que el equipo de gobierno ha demostrado que quiere hacer cosas por León y que tiene iniciativas. Habrá que adaptarse a las circunstancias por la crisis pero yo desde luego valoro positivamente lo que hasta ahora se ha podido hacer.

—Hablaba de proyectos. Cite alguno que haya cambiado

—Pongo dos ejemplos: la peatonalización de las dos calles alrededor del ayuntamiento, Legio VII y Arco de Ánimas.

—Que estaba planeadas en el mandato anterior.

—Pero no se hicieron. En cuatro años fueron incapaces de hacerlo. Y la otra, la peatonalización de Ordoño, que el PP llevaba en su programa y tampoco fue capaz de realizar, afortunadamente se va a poder realizar creo que este año.

—¿Se arrepiente de no haber entrado en equipo gobierno?

—En absoluto. Soy coherente con lo que dije en la campaña electoral: o la alcaldía para UPL o sino estaremos en la oposición. Lo único que hago es cumplir con mis votantes y estoy perfectamente en la oposición. No he tenido ningún tipo de interés en entrar en el equipo de gobierno a pesar de que el alcalde me lo ofreció.

Aprender del pasado
«No podemos volver a gobernar si no somos la cabeza visible de ese gobierno»

—En esta última época han hecho pinza con PP y Cs en algunas mociones. ¿El PP le ha tentado para hacer una moción de censura?

—No habido ninguna insinuación, ni conversación en ese sentido. Nuestro trato con el PP es cordial Y lo que sí les he dicho siempre es que cualquier iniciativa que sea buena para León nos va a tener ahí. Pero no nos planteamos en absoluto una moción de censura salvo que se diese un cataclismo.

—¿Cuál ha sido su incidencia en la acción del equipo de gobierno durante este año?

—El PSOE y, concretamente el alcalde, ha contado en todo momento a la hora de las grandes decisiones con la UPL. Como por ejemplo en la peatonalización de Ordoño que llevábamos en nuestro programa y la llevaba también el PSOE, con lo cual había una coincidencia. Me pidió el apoyo y yo se lo di. Lo mismo, por ejemplo, en la obra que se va a ejecutar en La Granja con el campo de fútbol del Ejido.

Revisión
«La negociación del presupuesto de 2021 será dura, si hay este año incumplimientos»

—Pero son cosas para las que ustedes les han sido necesarios a ellos, no ellos a ustedes.

—Es evidente que con nuestro voto en contra de estas cosas probablemente a la hora de la aprobación de los presupuestos hubieran tenido cierta dificultad. El PSOE para aprobar los presupuestos necesita el voto de la UPL y, en esa realidad, tienen que contar con nosotros. Ahí están nuestras aportaciones en el presupuesto, alguna de ellas todavía pendiente de cumplimiento porque en estos meses ha habido una auténtica parálisis y las prioridades ha sido otras. Desde luego nosotros nos reuniremos con el equipo de gobierno en el mes de septiembre u octubre y veremos cuáles son las propuestas que llevábamos, cuáles son las que se han cumplido y cuáles son las que se han incumplido. Si hay un incumplimiento la negociación del presupuesto de 2021 va a ser dura. Yo percibo que existe una clara voluntad de cumplir con todas y cada una.

—¿Qué le va a pedir en los presupuestos de 2021?

—Eso es algo que tenemos que hablar todavía en la negociación que mantengamos. Ahora mismo quiero ser prudente en ese mismo y no decir cosas concretas.

—¿Cuáles son irrenunciables?

—Hay proyectos a largo plazo en el mandato, como por ejemplo cubrir la piscina de Sáenz de Miera o la construcción del pabellón en Puente Castro ya tienen partidas este año. No es una obra para hacer y en un año, ni en dos, ni en tres. Es algo que tiene que ir paulatinamente ejecutándose.

—¿Cómo analiza el papel del resto de la oposición, que les han llegado a acusar de ser la muleta del equipo de gobierno?

—Veo cierta crispación en el PP a la hora de hacer oposición, quizá porque no estar en el gobierno les pilla con el pie cambiado. La política municipal debe de tener menos crispación y mucha más labor de consenso para hacer ciudad. En cuanto a Ciudadanos ni se les ve, ni se les espera.

—Diez se convirtió en el adalid de la moción para pedir la Región Leonesa. ¿Teme que pueda comerles ese espacio y dentro de tres años se encuentre con que tiene la mitad de votos?

—No, en absoluto. La moción la presentó la UPL, que quede muy claro, como las que se están presentando en muchos ayuntamientos. Nuestro espacio y nuestra reivindicación es la que es. Hay que tener en cuenta que José Antonio Diez, al que le agradezco que apoyara la moción, pertenece al PSOE. La dirección del PSOE no apoya la moción y, de hecho, como bien sabemos, ha intentado torpedear la aprobación de las mociones en muchos ayuntamientos. El Partido Socialista es el Partido Socialista y nosotros somos la UPL.

—¿Pero no cree que alguien, si Diez defiende la autonomía leonesa, se salte el paso intermedio de votar a la UPL?

—A nosotros no nos mueve ningún interés político partidista como al PP o al PSOE, que tienen directrices de Madrid y de Valladolid y dependiendo de dónde gobiernen tienen un aire diferente. Ahora vemos que el PP reivindica frente al Gobierno pero no frente a la Junta; y el PSOE reivindica frente a la Junta pero no frente al Gobierno. Sin embargo, en la UPL lo único que nos mueve es la defensa de León y de los leoneses, independientemente del color político de quien gobierne en cada una de las administraciones.

—Hace 12 años, cuando gobernaron con el PSOE, en el que también un alcalde hizo guiños leonesistas, les penalizaron en las urnas.

—Pero yo creo que fundamente repercutió el hecho de haber sido parte del equipo de gobierno, con sus luces y sus sombras en aquel momento. Eso es precisamente lo que considero que no puede llegar a pasar. Tenemos que aprender del pasado, tenemos que aprender de la historia y desde luego lo que no podemos es volver a gobernar si no somos la cabeza visible de ese gobierno. Por eso nuestra postura en el programa electoral y la postura mantenida después.

—¿Teme que le afectarle al PSOE del Ayuntamiento las malas relaciones con sus direcciones provincial y federal?

—A mí me gustaría pensar que el PSOE del Ayuntamiento tiene buena sintonía con el PSOE provincial, autonómico y nacional.

—Pero usted es consciente de que no es así.

—Soy consciente de que la relación parece que no es buena, pero hay proyectos que para nosotros son irrenunciables, como el de Feve o la segunda fase del hostal de San Marcos, o el teatro emperador, o la Ciudad del Mayor que sigue sin abrir y dependen del Gobierno. El alcalde tiene la obligación de reivindicarlas para la ciudad frente a sus compañeros.

«No nos planteamos una moción de censura salvo que se diera un cataclismo»