domingo. 27.11.2022
Enseñanza

La nueva ayuda para tasas universitarias y de FP superior llegará a un centenar de leoneses

La subvención municipal parte con un presupuesto de 80.000 € que se distribuirán por concurrencia competitiva
                      Estudiantes universitarios leoneses en una imagen del primer día de este curso. MARCIANO PÉREZ
Estudiantes universitarios leoneses en una imagen del primer día de este curso. MARCIANO PÉREZ

Aunque con un retraso de un año, el Ayuntamiento de la capital leonesa promueve la aprobación de la ordenanza municipal para poder empezar a dar sus ayudas para el pago de las tasas universitarias y de grado superior de FP. El plan, impulsado por la UPL como condición para apoyar los presupuestos municipales, contará con la normativa necesaria en el primer trimestre del año con el fin de que ya haya una convocatoria de subvenciones en mayo. La entrada en vigor servirá para sustentar los derechos de matrícula de un centenar de estudiantes leoneses, siempre que cumplan con los requisitos marcados, de acuerdo a un sistema de concurrencia competitiva en el que primará sobre todo la situación económica de la unidad familiar.

La ordenanza, que se somete ahora al periodo de consulta pública, marca que, «en régimen de concurrencia competitiva» se establece «una línea ayudas al estudio por medio del pago de los derechos de matrícula para alumnos y alumnas matriculados en enseñanzas universitarias oficiales de grado en la Universidad de León», que contará con un crédito de 65.000 euros, y también para los de «ciclos formativos de grado superior que se imparten en centros oficiales del municipio de León durante el año en curso», a los que se reservan 15.000 euros. Como se apostilla en el texto, «quedan expresamente excluidas del ámbito de aplicación de esta convocatoria las ayudas para la realización de enseñanzas de régimen especial y cursos de adaptación al grado, así como cursos de especialización y títulos propios de la universidad»; además de que se establece que «son incompatibles con las de cualquier otra, sea pública o privada, destinadas al mismo concepto».

El texto recoge que para convertirse en beneficiarios «los estudiantes de grado en la Universidad deberán estar matriculados de al menos el 80% de los créditos del curso», aunque se admite que «cuando se trate de los créditos que faltan para obtener la titulación, se exigirá estar matriculado de un mínimo de 24 créditos». En el caso de caso de los que cursen «ciclos formativos de grado superior» tendrán que «estar matriculados del 100% del curso». A mayores, se recoge que tienen que «estar empadronados, tanto el beneficiario como la unidad familiar, en el municipio de León con, al menos, dos años de antelación al registro de la solicitud y mantener dicha situación la unidad familiar durante al menos otro año después de la concesión de la ayuda».

Dos categorías
Habrá 65.000 € para el pago de matrícula de los universitarios y 15.000 € para estudiantes de FP

Tramos de renta
Se primarán los niveles inferiores de ingresos y habrá un umbral tope que determinará el acceso

El corte se aplicará a partir de los umbrales de renta familiar, «referida a ingresos brutos para el año en curso». Para familias de un miembro se marca hasta 15.000 euros; de dos miembros, hasta 25.500 euros; de tres, hasta 34.500 euros; de cuatro, hasta 41.000 euros; de cinco, hasta 46.000; de seis, hasta 49.500 euros; de siete, hasta 52.500 euros; y de ocho, hasta 56.500 euros. A partir del octavo, se añadirán 3.391 euros por cada nuevo miembro computable de la familia.

La renta familiar, como se reseña en la ordenanza, «se obtendrá por agregación de las rentas de cada uno de los miembros computables de la unidad familiar. Entrarán «el padre y la madre o el tutor, el propio alumno, los hermanos solteros menores de 25 años que convivan en el domicilio familiar o los de mayor edad cuando se trate de personas con discapacidad, así como los ascendientes de los padres que residan en el domicilio familiar en la misma fecha». En el caso de divorcio o separación legal de los padres, «no se considerará miembro computable aquél de ellos que no conviva con el alumno», aunque «tendrá, no obstante, la consideración de miembro computable, en su caso, el nuevo cónyuge o persona unida por análoga relación cuya renta se incluirá dentro del cómputo familiar». El texto añade además que «en el caso de acreditar que cualquiera de los miembros de la unidad familiar se encuentra en la actualidad en situación de desempleo no se tendrán en cuenta los datos de su declaración de la renta».

La concesión de la ayuda «se realizará mediante la comparación de las solicitudes presentadas de acuerdo a los baremos», como se explicita. El sistema de puntuación prima sobre todo los ingresos, aunque cita también factores como la pertenencia a familia numerosa, la discapacidad o ser víctima de violencia de género alguno de los miembros del núcleo familiar.

La nueva ayuda para tasas universitarias y de FP superior llegará a un centenar de...