martes 26/10/21
RECUERDO

El nuevo emperador de Japón visitó León en 1985

Fue un 27 de agosto de 1985. Estuvo unas horas en la capital leonesa, donde visitó la catedral donde (como buen japonés) realizó decenas de fotografías con su minicámara y luego comió en el Parador de San Marcos. 
redcirte
Portada de Diario de León del 28 de agosto de 1985. DL

El ascenso al trono japonés  del emperador Naruhito de Japón tiene también su pequeño vínculo con León. El heredero al Trono del Crisantemo estuvo en León un 27 de agosto de 1985. Primero visitó la catedral de León acompañado entonces por el alcalde en funciones, Mario Amilivia, y luego comió en el Parador de San Marcos.

Llegó a mediodía en un Mercedes desde Salamanca y durante hora y media recorrió la catedral de León acompañado por miembros del Cabildo Catedralicio y por Mario Amilivia  y el teniente alcalde, José Antonio Cabañeros,  Naruhito, tenía entonces 25 años y según la Embajada japonesa en Londres tenía especial interés en esa visita a León. Como buen japonés, sacó decenas de fotografías de la Pulchra Leonina. 

Como dato curioso, la crónica de la época de Diario de León reseña que coleccionaba cucharillas, y que recibió una de regalo con el escudo de León. También se llevó el libro con las vidrieras de la catedral de León editado por la Diputación.

Comió en San Marcos en una zona reservada del comedor Rey Sancho y pidió para comer aperitivos tipicos de León: cecina, chorizo, jamón y una variedad de fritura imitando la tempura japonesa. También se sirvió crema de espárragos, paella y helado. Y todo bien regado con vinos de León, reserva y joven. 

Información de la visita del futuro emperador de Japón. DL

Información de la visita del futuro emperador de Japón. DL

El momento central del acto de ascensión al trono tuvo lugar esta mañana cuando los chambelanes descorrieron las cortinas del trono "Takamikura", mostrando así a un inmóvil Naruhito ataviado con el traje ceremonial marrón rojizo que sólo pueden vestir los emperadores, y ante las profundas reverencias de los asistentes.

Este trono octagonal, usado desde el siglo VIII en ceremonias de entronización y decorado con un dosel de 6,5 metros de altura y motivos de animales mitológicos, se situaba en el centro de la Sala del Pino del Palacio (Matsu no Ma), donde sólo pudieron presenciar el acto de cerca los miembros de la familia imperial nipona.

El nuevo emperador de Japón visitó León en 1985
Comentarios