jueves 26/5/22
                      Momento de la sesión plenaria del Ayuntamiento de León. DL
Momento de la sesión plenaria del Ayuntamiento de León. DL

El Ayuntamiento de León dio luz verde a la licitación del nuevo contrato de mantenimiento de las zonas verdes y jardines de la ciudad; se prevé dotar el plan con más de 37 millones de euros, y la adjudicación se realizará por ocho años. La renovación de las condiciones del servicio llevará aparejada la suma de 16 nuevos empleos para esta función, en la que actualmente se contabilizan 105 puestos de trabajo. El avance del expediente de licitación superó el trámite del Pleno municipal, no sin algunas objeciones por parte de Cs, que cuestiona los límites temporales del contrato «porque afecta a dos corporaciones municipales», además de recelar de las razones que expone el equipo de Gobierno para justificar el tiempo de adjudicación. «Requiere de una inversión en maquinaria que necesita tiempo para amortizarse», expuso el concejal Luis Miguel García Copete, responsable de este área de gestión que quedará sujeta a la prórroga del desempleo actual que realiza Acciona mientras se completa el proceso de la nueva adjudicación.

El nuevo contrato de adjudicación que planea el Ayuntamiento de León tiene en cuenta también un área de actividad reservada para los centros especiales de empleo.

Fue una sesión plenaria sin fricciones dialécticas y encontronazos políticos; más allá del que se relacionó con los diferentes puntos dedicados a reconocimientos extrajudiciales de crédito, una fórmula de la concejalía de Hacienda que tampoco agradó entre la bancada de Ciudadanos, especialmente crítica con la elección para saldar facturas. «Los menos indicados para criticarlo», respondió directamente el alcalde, José Antonio Diez, que recordó que con el apoyo de Cs en mandatos anteriores se completaron 26 operaciones de modificación de crédito, como las que ayer se ponían en tela de juicio. «No representan más que un pequeño porcentaje en el gasto», según relató el concejal Carmelo Alonso Sutil.

Con todas las manos alzadas a favor del punto, se aprobó por unanimidad de la corporación el plan de natalidad, que implica ayudas de hasta 500 euros por hijo en el municipio de León. Ayudas a la natalidad, que muestran apoyo latente a la situación económica complicada que pueden enfrentar ahora las familias leonesas. «Apoyo a la natalidad, apoyo a las políticas de empleo y de conciliación», reclamó la concejala popular Aurora Baza, que ratificó el apoyo de esta formación al equipo de Gobierno en aras de una de las acciones que más necesita le municipio para contrarrestar la precaria situación de la pirámide poblacional, Para allanar el acceso a las ayudas se recortan exigencias en cuanto a renta y eliminan corsés de plazos de empadronamiento para emigrantes retornados.

El nuevo servicio de jardines recibe 37 millones de euros