viernes 22/10/21
Refuerzo en la enseñanza aeronáutica

El nuevo simulador de vuelo aterriza en la Universidad

Valorado en 400.000 euros, llegó al campus de Vegazana este lunes para comenzar con su instalación. Permite simular un Airbus 320, un avión monomotor y otro bimotor de un pistón
El responsable del centro de simulación, Labarta, en la cabina. RAMIRO

El nuevo simulador de vuelo de la empresa Flybyschool, valorado en 400.000 euros, llegó al campus de Vegazana este lunes para comenzar con su instalación. La compañía Entrol, líder en la fabricación de este tipo de dispositivos, se encarga durante esta semana del transporte y montaje del hardware de la unidad, y a lo largo de la próxima, un equipo de técnicos instalará el programa y el resto de software correspondiente.

Según el responsable del centro de simulación de la Universidad de León, Alfredo Labarta, «el dispositivo se certificó en Madrid por parte de la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa) cuando se fabricó», aunque lamenta que «debido a su traslado a la escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial leonesa, la agencia estatal tiene que recalificar el producto, por lo que su inauguración se estima que se atrase hasta el próximo mes de octubre». Labarta aclaró a este periódico que Flybyschool presentó la documentación necesaria a Aesa hace un año, y que «el déficit de personal en la plantilla de la agencia fue lo que provocó tanto retraso en el traslado del simulador a León».

La Universidad llegó a un acuerdo con la empresa Flybyschool en 2015 para mantener los simuladores ya existentes en el campus: un Boeing 373, un Cessna 172 y un Beechcraft Baron 58; y para instalar su propia unidad, en este caso que simula la de un avión de turbopropulsión como es el Airbus 320.

Tres certificaciones

La nueva cabina permite simular un Airbus 320, un avión monomotor y otro bimotor de un pistón

Según afirma Labarta, «se trata de la primera unidad desarrollada por el fabricante madrileño Entrol que incluye en el mismo equipo tres certificaciones, ya que además de reproducir la cabina del Airbus 320, simula la de un avión monomotor de pistón y la de un bimotor de un pistón».

Un operario de la empresa Entrol durante la instalación del hardware del simulador de vuelo en el campus de Vegazana. RAMIRO

En el convenio firmado hace cuatro años entre la Universidad y la escuela de pilotos, se incluía a su vez la utilización del nuevo dispositivo como unidad didáctica para la facultad de Ingeniería Industrial, Informática y Aeroespacial; y para Flybyschool la formación de sus pilotos, de hasta 35 nacionalidades, en el campus de Vegazana en los cursos que pertenecen a la propia compañía.

Labarta explica que estos cursos, de un coste aproximado de 69.000 euros con manutención y alojamiento incluidos, se desarrollan de la siguiente forma: «Los alumnos deben superar catorce asignaturas, unas pruebas de vuelo real y finalmente un curso de cooperación en cabina (MCC), que se realizará en el nuevo simulador». La enseñanza se lleva a cabo tanto en la facultad de Industriales como en el Aeródromo de Pajares de los Oteros, donde transcurren las prácticas de vuelo real.

Una vez finalizada la formación, que dura catorce meses, los futuros aviadores se examinan ante la autoridad austriaca Austrocontrol. Si logran superar las pruebas, los pilotos obtienen la licencia de piloto comercial y las habilitaciones de licencia de aviones multimotor, la de instrumental (permite volar de noche) y la de competencia lingüística.

El nuevo simulador de vuelo aterriza en la Universidad