jueves. 01.12.2022

La obra de adecuación del búnker que acogerá el nuevo acelerador lineal del hospital de León, que cedió la fundación Amancio Ortega en 2017, se inició el 6 de septiembre de 2021 con el cerramiento del área donde se ubicará, y tiene una duración prevista de diez meses.

La instalación del acelerador, puesta en marcha y formación para su uso tiene una previsión de cuatro meses. Una vez se haga la recepción parcial del equipo y obra se procederá a la desinstalación del equipo anterior, según ha indicado el centro sanitario en nota de prensa apuntando a una inversión total de 1,4 millones.

La demanda asistencial de tratamientos del Servicio de Radioterapia del Hospital de León se atiende con dos aceleradores lineales, que funcionan simultáneamente con los recursos materiales y humanos necesarios.

De los dos aceleradores existentes en el hospital de León , instalados en los años 2008 y 2015, el primero se encuentra próximo al final de su vida útil, por lo que debe ser sustituido para mantener la actividad asistencial. Además, el nuevo equipo, donado por la Fundación Amancio Ortega, permitirá una mayor velocidad de tratamiento y una reducción del número de sesiones, disponiendo asimismo de una mayor precisión en la administración de las dosis de radiación, lo que disminuye el riesgo para los órganos y tejidos sanos circundantes a la lesión. Las especiales características de estos equipos de tratamiento de Radioterapia requieren periodos largos para su puesta en servicio, al tener que pasar por fases complejas de implantación, ajuste, pruebas de validación y formación, llegando a sumar más de siete meses. Desde el inicio de la actividad del Servicio de Radioterapia se han sustituido dos equipos en los años 2015 y 2016, en los que durante el largo proceso de implantación redujo prácticamente a la mitad la actividad, siendo necesario desviar el tratamiento de estos pacientes a servicios exteriores.

La obra del búnker para el acelerador cedido en 2017 se extenderá diez meses