domingo 26/9/21

«El ocio en los bares es más fácil de controlar que los botellones»

«Cerrar el ocio nocturno a la primera no es la solución», argumentaron tanto el presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, Fernando de la Varga, como el presidente de la asociación Hostelería de León, Martín Méndez, quienes hicieron un claro llamamiento «a la responsabilidad de los jóvenes, que se creen «autoinmunes». «En las próximas semanas habrá ingresos en los hospitales, porque si el índice aumenta, alguno podrá acabar en la uci, además son transmisores y pueden contagiar a sus seres queridos», alegaron. Por este motivo, recordaron que «el ocio en los bares es más fácil de controlar, pero los botellones no». Así, apuntaron a «las reuniones sociales» como primer foco de contagio para añadir que si se impone un horario de cierre la gente, sobre todo los jóvenes, «seguirán haciendo botellones y fiestas alternativas en las que no mantendrán las distancias ni ninguna medida sanitaria».

Los representantes de los hosteleros también incidieron en que fuera de los establecimientos no se pueden controlar «las masificaciones» y que ya se están empezando a celebrar algunos «grandes actos sociales» como fiestas. Algo que se trasladará durante los meses de verano a los pueblos, lo que llevará de la ciudad al medio rural la gravedad de los casos por coronavirus. «Cerrar a las dos el ocio controlado es más fácil que controlar la pandemia con el ocio descontrolado», explicaron en relación a los botellones y las reuniones masificadas de jóvenes.

«El ocio en los bares es más fácil de controlar que los botellones»