domingo. 14.08.2022

Las movilizaciones en el Grupo Itevelesa de Castilla y León, iniciadas en mayo, continuarán con una campaña informativa para dar a conocer a los usuarios la problemática existente en el servicio de las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) que afecta tanto a las personas usuarias como a la plantilla que les atiende.

Comisiones Obreras señala que el servicio de las ITV es un servicio público obligatorio, del que las personas usuarias han de recibir un servicio adecuado y de calidad, con plantillas adecuadas a la demanda y con una parametrización correcta acorde a éstas y «la empresa no puede tener un afán recaudatorio que esté por encima del servicio que ha de prestar a los usuarios, ni tampoco por encima de los derechos de las personas que componen su plantilla, que no han de sufrir más presión, ni represión».

El sindicato incide en que la Junta de Castilla y León tiene la «obligación» de velar por el cumplimiento de lo establecido en la concesión, «cuestión que es evidente que no cumple, y prefiere mirar para otro lado». Además, desde el sindicato afirman que, desde hace años, la empresa ha pasado por varios propietarios y pertenece en la actualidad a un accionariado de fondos de capital, con una nueva comunicación de venta que se ha producido esta semana pasada y que «ha ido aumentando la deuda que se debe amortizar».

Los operarios de Itevelesa mantienen su protesta y exigen a la Junta que intervenga
Comentarios