miércoles. 08.02.2023
Lage y Herrero, dos ediles fuera del gobierno en tres meses.

Los grupos de la oposición del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo cuestionan el liderazgo del alcalde, Gregorio Chamorro, al frente del PP, tras la salida de un segundo concejal del equipo de gobierno en tres meses, que ha dejado a los populares con seis de los ocho representantes que les concedieron las urnas. El pasado 1 de octubre el regidor cesaba a la responsable de Cultura y Educación, Teresa Lage, por las deudas que la concejala mantenía con las arcas municipales derivadas de impagos de multas de tráfico y tasas de basura e IBI. La edil decidió mantener su acta y continuar en la Corporación como no adscrita, lo que hurtó un escaño al PP. A ella, se ha sumado, el último día del año, el concejal de Personal, Policía, Protección Civil y Tráfico, Francisco Herrero, que dimitió «por cuestiones profesionales», según adelantó este periódico. Su marcha genera una nueva traba al PP, ya que su sustituto, Emiliano Santos, había dimitido como vocal en la junta vecinal de Trobajo del Camino y prevé, a priori, también ingresar en las filas de no adscritos.

Para la oposición, la caída de esas dos ‘fichas’ es síntoma «del hundimiento del PP en el municipio», expresó ayer la portavoz de IU, Eloína Terrón; y de que «Chamorro está cada día más sólo achicando agua de un barco que ha estrellado a base de engañar a los suyos y a los de fuera, que hartos de sus líos se marchan dejando al alcalde en minoría», resaltó la socialista María Eugenia Gancedo. El PAL también considera que «se queda solo», pero que «aún sin apoyos entre su gente, se autoproclama candidato en su partido».

Balance de IU y PSOE

La izquierda hizo ayer balance del año en San Andrés. Para IU, la situación política «es insostenible» y el concejal saliente «se marcha sin resolver nada, ni ha planteado una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), ni ha solucionado el tema de las productividades arbitrarias o las exageradas horas extraordinarias». También le acusan de haberse lavado las manos cuando se debía negociar el descuelgue del convenio de los ex trabajadores de Urbaser, que ahora ha derivado en una sentencia millonaria. Por su parte, el PSOE recordó que 2014 comenzaba con el cierre de las piscinasy se cerró con otra mala noticia para el alcalde, la dimisión de su segundo concejal. Aluden a una «nefasta gestión que desemboca en dos comisiones de investigación» sobre las piscinas y la municipalización de los servicios de limpieza viaria y de interiores. Ambas formaciones lamentan que la Junta dejara fuera al tercer municipio de la provincia en sus presupuestos.

La oposición cuestiona el liderazgo del alcalde tras la pérdida de un segundo edil