domingo 23/1/22
bares
Zona de Ordoño II de León donde se pretendía instalar uno de los bares. RAMIRO

León sólo tendrá un bar modular en Ordoño II. Los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de León se han negado a aceptar la instalación de tres módulos destinados a hostelería en la céntrica avenida, como pretendía el alcalde, José Antonio Diez, y finalmente solo han aceptado la colocación de un bar-quiosco. El acuerdo se ha alcanzado entre todos los grupos políticos antes de iniciarse el pleno celebrado esta mañana en el consistorio de San Marcelo y será votado al final de la sesión plenaria.

Todo responde a la moción que los leonesistas registraron a principios de este mes para lograr un frente común con el resto de partidos de la oposición y obligar, como así será, a José Antonio Diez a paralizar la privatización de espacio público de la avenida Ordoño II para la colocación de bares. La propuesta ha sido incluida en el orden del día del pleno para intentar revocar el expediente. La UPL sostiene que «desde el equipo de gobierno se defendía el proyecto como algo que produciría una transformación del centro con el objetivo de ganar espacio para el peatón, en la línea de lo realizado ya en muchas ciudades europeas como parte de un plan de movilidad».

Pero «una vez realizada la obra y logrado el objetivo», insisten los leonesistas, el PSOE «pretende, después de casi dos años de la ejecución de la peatonalización de Ordoño II, privatizar tres espacios en la zona peatonalizada para la concesión y explotación de tres quioscos con zona de servicio y take away». «Unas instalaciones que se ubicarían ocupando lo que antes eran aparcamientos, y pretendiendo en los pliegos de condiciones que se adjudique a un único concesionario con un canon mínimo anual de 3.841 euros por los tres establecimientos y por un plazo de 15 años con posibilidad de ampliación hasta un máximo de otros 10 años», detallan en su escrito.

Ya en ese momento la formación leonesista, que entiende que "con otras condiciones económicas y de plazo se instalase un único espacio para probar la posible aceptación de los leoneses y después decidir sobre su ampliación o retirada», incide en que «por mucho que se argumente que estaba dentro del proyecto inicial de peatonalización no dejaba de ser algo totalmente accesorio». Después de rememorar que la peatonalización se sacó «gracias al apoyo de la UPL» porque entendían que era «un proyecto que pretendía transformar y modernizar el centro de la ciudad ganando espacios para los peatones», el partido avisa a Diez de que ahora «no cuenta en absoluto con el beneplácito y la conformidad del grupo». Tanto que el alcalde ha tenido que dar marcha atrás para aceptar la instalación de un solo bar en Ordoño II.

La oposición obliga a Diez a que los tres bares de Ordoño II se queden en uno
Comentarios