jueves. 30.06.2022
El juego en León

La oposición propone a Diez modificar el PGOU para limitar las casas de apuestas

Dos locales de la ciudad no cumplen con la distancia mínima exigida en la normativa de la Junta de Castilla y León
Jóvenes saliendo de uno de un salón de apuestas en el centro de la ciudad. FERNANDO OTERO

En el centro de León hay dos casas de apuestas separadas por menos de 60 metros. La normativa que aprobó la Junta de Castilla y León, en septiembre de 2018 establecía que la distancia mínima que estos locales deben guardar entre sí es de 300 metros. Algo similar pasa con la distancia que el salón ubicado en Gran Vía de San Marcos 12 guarda con el Colegio Carmelitas Sagrado Corazón. Pese a que la distancia debería ser de 100 metros mínimo, una de las entradas al centro escolar —la de portería—está a tan solo 85 metros del establecimiento. Si se toma como referencia la puerta por la que entran los niños, sí que superaría la distancia mínima exigida por la Junta.

Dispuestos a negociar
Antonio Silván: «Nos sentaríamos con todos los grupos políticos para una posible modificación»

El auge de las casas de apuestas en León y la modalidad online preocupa cada vez más a la sociedad y a las autoridades, y la actitud que parece tomar la clase política es limitar el juego. En Burgos, por ejemplo, la pasada semana Podemos llevó a pleno una propuesta que fue apoyada por todos los partidos y que pretende modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que este tipo de establecimientos sólo puedan ubicarse en suelos de uso industrial o comercial, alejándolos así de las zonas de uso residencial. La proposición fue aceptada por unanimidad por las distintas agrupaciones. Todos los partidos de la oposición de León muestra su sintonía con la iniciativa burgalesa, y parece que su actitud es la de poner coto a estos locales.

Evitar nuevos locales
UPL apoyaría medidas que «desincentiven el juego»; Pastrana habla de «emergencia social»

El portavoz del Partido Popular, Antonio Silván «estaría dispuesto» a sentarse con todos los grupos políticos con representación «para una posible modificación, siempre respetando el orden jurídico y el planeamiento urbanístico». Además, Silván considera importante la tarea de vigilancia. «Siempre defenderé un control exhaustivo del acceso de personas de colectivos vulnerables a este tipo de locales», asegura.

PREOCUPACIÓN POR INTERNET

Por su parte, la portavoz de Cs, Gemma Villarroel, pone el foco en las apuestas online. «Tampoco sirve de mucho la limitación de las casas de apuestas físicas si no limitamos internet, que es muy importante y nadie lo toca», denuncia. Además, Villarroel recalca que su grupo ya presentó una moción en la legislatura anterior exigiendo la distancia mínima a los centros escolares. Respecto a la medida de Burgos, explica que «el PGOU de León ha de ser modificado en general y en más sentidos, actualizando el uso de los suelos», y que «si es algo sensato y está dentro de la legalidad y la libertad de mercado, seguro que habría unanimidad por parte de todos». La portavoz también muestra su incertidumbre porque «quizá ahora se está consintiendo el problema, y cuando sea algo mucho más grave y cueste más revertirlo sanitariamente nos daremos cuenta», sentencia.

Internet al acecho
Gemma Villarroel pone el foco en las apuestas online, que «nadie toca y es muy importante»

El concejal de Podemos-Equo y socio prioritario del alcalde de León, Nicanor Pastrana, destacó que lo que pretenden sus compañeros de partido en Burgos es lanzar una propuesta de «emergencia social». «Este tema aún no se ha puesto encima de la mesa con el nuevo equipo de Gobierno en León. La iniciativa de Burgos la comparto totalmente y se veía venir que dicho problema social iba a estallar. Es un tema de salud pública, es una adicción similar a las sustancias porque destroza a las familias: a nivel económico los efectos de un ludópata son análogos a los de un adicto a las drogas», expone Pastrana. En torno a la duda de si una propuesta similar pudiera ser aprobada por unanimidad en el Ayuntamiento de León, el edil se muestra optimista. «Quiero pensar que sí, es difícil que un político se oponga, a no ser que priorice el beneficio económico por encima de la salud de sus ciudadanos, discurso que sería muy difícil vender».

UNA LACRA SOCIAL

La urgencia de este problema social también inquieta a los leonesistas. El concejal Eduardo López Sendino considera que la medida adoptada por Burgos no tendría mucho sentido en León pero sí que estaría de acuerdo en limitar la proliferación de estos establecimientos. «Las casas de apuestas que ya existen no se verían afectadas ya que no se puede modificar con efecto retroactivo una norma del ayuntamiento de León», por lo que jurídicamente no se puede decir a alguien que ya tiene un local, negocio o licencia que lo cierre por un cambio de normas. «Sólo sirve para que no se instalen más», apostilla.

Lo que sí asegura Sendino es que la UPL apoyaría una medida «que desincentive el juego y no ponga fácil la posible utilización de locales de la ciudad para algo que consideramos una lacra para la sociedad», concluye.

La oposición propone a Diez modificar el PGOU para limitar las casas de apuestas
Comentarios