sábado 8/8/20
Polémica

Oposición y sindicatos piden garantizar la seguridad de los monitores reasignados

La reasignación de funciones de los monitores de tenis y pádel del Ayuntamiento de León, a los que los rectores municipales han encomendado que pinten diferentes instalaciones deportivas ante la ausencia de cursos de sus especialidades por el virus, provocó ayer que la oposición y los representantes de los trabajadores exigieran al equipo de gobierno que «garantice sus medidas de seguridad». La reivindicación acompaña a las críticas del PP, que alertó de que realizan estas labores «sin casco, subidos al andamio, en camiseta y pantalones cortos y con zapatillas de deporte».

El presidente del comité de empresa en funciones, Pedro Moro, admitió que no le ha llegado «ninguna queja de los trabajadores sobre las condiciones de trabajo», pero se aprestó a solicitar que «deben garantizarse sus condiciones de seguridad». «Si han aceptado voluntariamente, no ve problemas en que hagan esas funciones teniendo en cuenta las circunstancias que hay, en las que todo el mundo tiene que arrimar el hombro», reseñó el portavoz de los trabajadores laborales, entre los cuales se cuentan los afectados, así como los monitores de natación a los que también se ha puesto a ejecutar tareas de mantenimiento en las piscinas municipales.

A la «preocupación» por que «puedan no cumplirse las medidas de seguridad laboral que se deben cumplir, más si cabe cuando se trata de una administración pública», se sumó la UPL. El portavoz leonesista, Eduardo López Sendino, reconoció que «cuanto menos es raro que unos monitores de tenis y pádel estén haciendo funciones de pintores», aunque abundó en que «si cabe dentro del contenido de su contrato y se da la circunstancia de que, como sucede ahora, no hay clases, no habría ningún problema».

El grupo municipal de Ciudadanos tampoco cuestionó el cambio de funciones puesto que en los contactos que han mantenido con los monitores, tanto de tenis y pádel como de natación, les han trasladado que «en abril en la que se les ofreció la posibilidad pero sin obligarlos». «Respetamos el acuerdo entre los trabajadores y Ayuntamiento y no entramos a valorarlo», apuntó Luis Merino, quien incidió en que «si no hay medidas de seguridad», el equipo de gobierno debe «garantizarlas.

Merino sí que recordó que sus críticas «ya en las fases avanzadas de la desescalada» se centraron en «la falta de previsión e inacción a la hora de retomar las actividades» por una postura «excesivamente prudente». «Se puede actuar con grupos más reducidos para que estos monitores se dediquen a lo que en realidad es su función profesional, al igual que han hecho con los campamentos de verano», concedió el concejal de la formación naranja.

Oposición y sindicatos piden garantizar la seguridad de los monitores reasignados