lunes 23.09.2019
ASUNTOS MUNICIPALES

La ORA estudia convertir el aparcamiento de la delegación de la Junta en zona naranja

La instalación cuenta con 296 plazas que presentan una ocupación de casi 100% durante toda la jornada laboral
Un aparcamiento en superficie de la Delegación Territorial de la Junta, cuando empezó el desarrollo del barrio de Eras. NACHO VILLABOY
Un aparcamiento en superficie de la Delegación Territorial de la Junta, cuando empezó el desarrollo del barrio de Eras. NACHO VILLABOY

No es una idea nueva, ni mucho menos. Se intentó primero en 2002, se recuperó en 2004 con especial empecinamiento por el entonces líder leonesista José María Rodríguez de Francisco, ni tampoco cuando volvió a ponerse encima de la mesa en 2006. Pero ahora, 13 años después de la última vez, el Ayuntamiento rescata de nuevo el proyecto para convertir el aparcamiento frente a la delegación territorial de la Junta en zona ORA. El primer paso se dio esta misa semana. En la celebración del consejo de administración de Estacionamientos Urbanos de León S.A. (Eulsa), la sociedad mixta que gestiona el servicio, se acordó que se elabore el estudio sobre ocupación, rotación y rentabilidad para decidir si el entorno se incorpora al entorno de pago dentro de la regulación naranja para largas estancias.

 

El documento tiene para su base los anteriores trabajos que se realizaron y quedaron guardados en los cajones municipales, sobre todo por el rechazo frontal de la Junta, que defendió el derecho a que sus trabajadores contaran con un espacio gratuito de aparcamiento. Al margen del debate, el estudio debe afinar las condiciones para implantar la zona naranja dentro de un área en el que, conforme a los anteriores avances, se cuentan 296 plazas, y en el que quedaría incluido también el tramo de la avenida Peregrinos que va desde la plaza de Guzmán hasta la glorieta de Martín-Granizo, donde se podría mantener esta misma regulación u optar por zona azul. En los precedentes informes, los técnicos ya advertían de que el estacionamiento «presenta evidentes problemas para su uso por los ciudadanos, debido a que la ocupación es prácticamente del 100% tanto durante las horas de actividad administrativa como fuera de ellas». «La rotación de vehículos es realmente escasa, por lo que a muchos usuarios que acuden a realizar gestiones a la delegación de la Junta, desde toda la provincia, les es prácticamente imposible encontrar una plaza de estacionamiento a cualquier hora del día», se reseñaba.

 

No ha cambiado esta situación a pesar del paso del tiempo. Más allá de la mejora de la rotación, la entrada en el régimen de pago aportará a la ORA nuevos ingresos con apenas inversión. Si se tiene en cuenta que en el último ejercicio cerrado se recaudaron 491.833,2 euros por las 838 estacionamientos naranjas, a razón de 586,9 euros por cada plaza, la suma de las 296 estimadas reportaría unas entradas adicionales de 173.752 euros. Menos que en la zona azul, cuyas plazas tienen unos beneficios de 1.002 euros por cada una, pero suficiente para aumentar los 3,78 millones de euros de ingresos totales que tuvo la sociedad mixta en 2018.

 

Al margen quedan, de momento, otras zonas que se estudiaron para la ampliación de la ORA en los últimos mandatos, como son José Aguado y todo su entorno que linda con La Chantría, incluido el aparcamiento de Dos Hermanas, el paseo de Salamanca o San Mamés. Por ahora, la prioridad es el estacionamiento de la delegación territorial de la Junta.

La ORA estudia convertir el aparcamiento de la delegación de la Junta en zona naranja