domingo 23/1/22
LA LASTRA PUENTE CASTRO DELIMITACION LIMITE BARRIO

Las costuras de la ciudad se ajustan a su crecimiento. En esta evolución urbana, el plan del equipo de gobierno del Ayuntamiento de León para marcar las rayas entre zonas ha roto varias de las lindes. Si primero afectó a La Palomera y San Mamés, ahora la herida abierta por la decisión del concejal de Participación Ciudadana, Nicanor Pastrana, de delimitar los barrios se abre en la linde de Puente Castro con La Lastra. Mientras los moradores de la influyente barriada se apoya en los documentos catastrales de 1956 que avalan la propiedad, los nuevos vecinos de la urbanización auspiciada en la cuña entre los ríos Bernesga y Torío exigen poder configurarse como unidad independiente al margen de consideraciones históricas.

Frente al documento aprobado de manera inicial en el Pleno de finales de julio, en el que agrupan las dos áreas dentro de una unidad conjunta, los vecinos de Puente Castro defienden unas alegaciones en las que argumentan, con documentos del Catastro, que «los límites históricos del barrio han estado perfectamente definidos en los últimos 200 años». «El paraje conocido como la Lastra siempre ha sido un topónimo más de nuestro barrio como lo son Las Labiadas, Prado Carnesada, Tremedal, Fontanón, el Soto… Queda claro que este lugar ha formado parte de nuestros quehaceres diarios y por lo tanto de nuestra memoria colectiva como pueblo autónomo», detallan para recalcar que no entienden «este cambio de denominación de barrio o arrabal a ‘zona’ y por qué el añadido de La Lastra». «Los limites y denominación propuestos no sólo no respetan el territorio y la historia de nuestro barrio, sino que lo arrinconan aún más en una zona totalmente artificial, que difuminará la realidad de nuestro barrio en futuras estadísticas y diluirá nuestra voz en unos hipotéticos presupuestos participativos», defienden de acuerdo al mapa que se adjunta.

El Ayuntamiento se alinea con esta alegación, como trasladan los vecinos de La Lastra, quienes insisten en que no fueron consultados, pese a que estaban en trámites ya de constituirse, y ahora se encuentran ya fuera de plazo. El secretario de la nueva asociación de la zona, Alberto García, incide en que no están dispuestos «a ser considerados de Puente Castro». «No tenemos el mismo tratamiento, ni en impuestos, ni en nada. No han mirado en ningún momento por esta zona. Todas las inversiones que han pedido son del río hacia el este», expone.

La delimitación que proponen se ajustaba «este hasta el Toysrus, Brico Marian o hasta Alcalde Miguel Castaño; por el norte, hasta Fernández Ladreda; por el oeste, hasta el río Bernesga; y por el sur, hasta el río Torío». «Pero según lo que quieren, nos comen más de la mitad, porque marcan el límite por la calle 8 de marzo hasta la Candamia inclusive y por la avenida de Los Aluches». «A día de hoy, todas las personas que viven a partir de esas calles piensa que pertenecen al barrio de La Lastra, porque así se les ha vendido siempre, y no al barrio de Puente Castro», insiste García, quien critica que los responsables del consistorio «han cedido a las presiones» e incide en que son «un barrio nuevo, con unos servicios y unos impuestos que el propio Ayuntamiento asegura que son de lujo, por tratarse de esta zona». «Es un atropello», recalca.

Otra herida por la división de barrios
Comentarios