lunes. 27.06.2022
La Federación Nacional de Asociaciones Alcer (asociaciones de enfermedades del riñón) y GADDPE, el Grupo de Apoyo al Desarrollo de la Diálisis Peritoneal, alertan sobre las consecuencias negativas de la huelga de transporte en los tratamientos de diálisis domiciliaria debido a la interrupción en la cadena de suministro de productos vitales para pacientes con insuficiencia renal. Alcer y GADDPE manifiestan su respeto al derecho a la huelga de transportistas, pero solicitan una excepcionalidad en el suministro de material sanitario vital para los pacientes. La falta de estos materiales sanitarios puede suponer un agravamiento del estado de salud de pacientes con insuficiencia renal crónica, y se verían obligados a acudir a centros hospitalarios para poder dializarse; todo ello, sin contar que también puedan sufrir problemas de abastecimiento. Esta falta de suministros implica una imposibilidad para el paciente de poder tratarse en casa, un hecho que puede acarrear serias complicaciones para su salud. Alcer y GADDPE reconocen el derecho a la huelga de la misma manera que el derecho al trabajo y solicitan la existencia de servicios mínimos considerando la excepcionalidad de la situación para los pacientes. Por ello apela a la responsabilidad de todos los implicados en la huelga. Asimismo, solicitan al Gobierno que se habiliten los mecanismos necesarios para garantizar la circulación y se ponga fin a esta situación insostenible para muchas personas. El tratamiento sustitutivo renal ideal para la mayoría de pacientes, una vez la pérdida de la función renal es irreversible e incapaz de mantener al paciente con vida, es el trasplante renal. Los pacientes llaman la atención sobre esta situación

Los pacientes alertan de la falta de suministro en el tratamiento de diálisis
Comentarios