viernes 25/9/20
Iglesia

El Papa manda un saludo a los ayuntamientos del voto

El nuncio Bernardito Auza preside la ceremonia en la basílica
Monseñor Azua, junto al obispo de León, en un momento de la eucaristía. FERNANDO OTERO
Monseñor Azua, junto al obispo de León, en un momento de la eucaristía. FERNANDO OTERO

Bernardito Auza, nuncio papal, transmitió a los ayuntamientos del voto (Valverde de la Virgen, Valdefresno y Villaturiel) un saludo afectuoso en nombre del Papa Francisco con ocasión de la ceremonia eucarística celebrada en la Basílica de La Virgen del Camino con ocasión de la festividad de la patrona de la Región Leonesa.

«Vengo a esta querida Diócesis de León como representante del Santo Padre, el Papa Francisco en España y, en su nombre, transmito su saludo fraternal, y expresiones de complacencia por esta celebración eucarística que nos reúne para honrar a Nuestra Señora del Camino, patrona principal de la Región Leonesa». señaló Aúza, que acababa de perder a su madre apenas tres o cuatro horas antes. «No podré asistir a su entierro en Filipinas por culpa del coronavirus», lamentó.


David Fernández, alcalde de Valverde de la Virgen. FERNANDO OTERO

«En nombre de la Diócesis, del presbiterio diocesano, de las comunidades religiosas, y del Pueblo de Dios que peregrina como Iglesia local, me complace saludar y agradecer vuestra presencia entre nosotros», declamó el obispo de León, Julián López al nuncio, en presencia de los alcaldes de León, José Antonio Diez, Valverde de la Virgen (David Fernández), Villaturiel (Valentín Martínez) y Valdefresno (Carlos Gutiérrrez).

El nuncio centró su alocución «en el amor de María nuestra madre, de su poder para ayudarnos en nuestras necesidades, de su consuelo amoroso en los dolores, ya físicos o morales, que nos afligen, porque María conoce siempre a sus hijos y les consuela en sus necesidades». Y reiteró las referencias al Papa Francisco: «Su ánimo le viene de rezar a la Virgen y pedirle que me fortalezca y dice: esto es lo que pienso de la fragilidad humana, al menos desde mi experiencia, algo que me hace fuerte todos los días es rezar el Rosario a la Virgen». Por eso propuso «elevar la oración a Nuestra Señora del Camino para que sirga infundiendo el impulso espiritual que nos reafirme constantemente en nuestra fe, fortaleciéndonos en nuestras luchas en nuestra vida cotidiana e impulsándonos en la generosidad hacia el Señor y hacia los próximos».

Seguimiento

«Virgen del Camino, madre consoladora, consuélanos a todos, haz que todos comprendamos que la clave de la felicidad está en la bondad y en el seguimiento fiel a tu hijo Jesús, nuestro Señor», afirmó Monseñor Auza parar rematar su homilía y continuar con una eucaristía en la que junto con el obispo Julián López, y el rector de la comunidad de los Padres Dominicos, el Padre Hilario Provecho, concelebró una representación del presbiterio diocesano encabezada por el vicario general, Florentino Alonso.

Museo de la Semana Santa

La mañana continuó en las instalaciones del nuevo Museo Diocesano y de Semana Santa, donde el vicario del Asuntos Económicos y Sociales y presidente de la Fundación Museo Diocesano y de Semana Santa, Pedro Puente, mostró al representante del Papa Francisco los trabajos de rehabilitación realizados en el histórico edificio del Seminario Mayor. Y en el remozado salón de actos del futuro museo el nunciohizo entrega de la medalla Pro Ecclesia et Pontifice, la más alta distinción que la Santa Sede concede a seglares, al ecónomo diocesano Vicente Gutiérrez por su dilatada labor.

El Papa manda un saludo a los ayuntamientos del voto