lunes. 08.08.2022

El plan para estas zonas de sombra se definió antes incluso de las mediciones que alertan de que «los niveles de luminosidad de la ciudad de León son un 38% inferiores a los auditados y mínimos precisos». La sentencia se apoyó «en las campañas de medición efectuadas» y firmadas por el por el jefe de servicio de la sección de Gestión Energética del Ayuntamiento.

El informe se centra en las mediciones efectuadas con un luxómetro en nueve calles de la capital leonesa. Salvo en Ciudad de Puebla, en las otras ocho se ofrecen valores por debajo de los legales. En alguna, como en Riosol, junto al colegio Quevedo, se reseñan niveles «algo más de un 50% por debajo del valor mínimo reglamentario». Con cifras similares aparecen las referencias en Gordón Ordás, paseo de Salamanca a la altura del parque de Quevedo, Profesor Xaime Andrés y Conde de Barcelona.

La constatación de esta irregularidad se acompañaba en el informe por el jefe de servicio de la sección de Gestión Energética con la propuesta para que el Ayuntamiento redujera el pago a la empresa adjudicataria. No la llevó a efecto el equipo de gobierno de José Antonio Diez. La falta de respuesta provocó que la oposición calificara de «escándalo» el asunto, que se enmarca dentro de un contrato por el que el consistorio debe abonar 2,05 millones de euros al año durante 10 anualidades. En la factura entra el cambio de las luminarias a tecnologías led ejecutado a finales de 2019, el consumo y el mantenimiento.

Un parche para el escándalo que revela que el alumbrado es un 38% inferior al legal
Comentarios