domingo. 26.06.2022
UN RECONOCIMIENTO HISTÓRICO

El Parlamento reconoce a León como «corazón de la democracia»

Los pendones, el folclore y la lectura de los Decreta en la Carrera de San Jerónimo dieron espectacularidad a un acto más que simbólico

Fue un homenaje al pasado con guiños al presente. Porque, institucional, histórico o riguroso, hubo frases que interpelan a los tiempos actuales. Y, por encima de todo, como una idea de España, que en el caso de León cobra el valor de que lo fue antes que muchos otros. Pero ayer en Madrid tocaba poner en el kilómetro cero de la democracia la muestra de que San Isidoro fue sede, en 1188, en tiempos del reinado de Alfonso IX, de la primera manifestación de lo que luego toma forma de representatividad del pueblo: la representación parlamentaria. León, cuna de Parlamentarismo. La jornada celebrada ayer en el Congreso de los Diputados y en el exterior, en el entorno de la carrera de San Jerónimo, tuvo de todo. Mucho leonés, también. Lectura de los Decreta, desfile de pendones, intervenciones institucionales y presencia de autoridades y personajes relevantes de la sociedad, la economía y la empresa leonesas.

El homenaje se centró en la presentación de la publicación Las Cortes de León: cuna del Parlamentarismo, obra coeditada por las Cortes Generales y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Coincidiendo con las celebraciones de igual forma relativas a los 40 años de la actual Constitución de 1978, el reconocimiento a lo logrado por Alfonso IX sirvió para expandir una idea de España, que fue asociada tanto a los hitos históricos que la confirman como tal, como a la diversidad que la conforma y dota de peculiaridad y diversidad. El alcalde de León, Antonio Silván, presente junto al resto de intervinientes incluida la presidenta del Congreso, Ana Pastor, remarcó la importancia del acto celebrado durante la mañana de ayer tanto por su contenido como por el lugar representativo: «Donde reside el corazón de la democracia», especificó, además de advertir a los presentes que «se salda una deuda con León», dijo.

El libro presentado, y que ha sido dirigido por Emiliano González, pretende según explicó él mismo, ofrecer análisis y rigor histórico, muy lejos de elaborar interpretaciones ajenas a la labor del investigador. Y que en el caso de León, cuna del Parlamentarismo cuenta con la corroboración de estar reconocida como tal por la Unesco.

También estuvo presente Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, que si bien apeló a esa representación partiendo de años vitales para el reino de León, lo fueron de igual importancia para la conformación de España. Herrera incluso se mostró de lo más entusiasta a la hora de expresar su afecto a León: «Amo profundamente a León, respeto a León, conozco León», enumeró. Y situó este reconocimiento entre los grandes hitos de su larga carrera política y que ahora toca a su fin.

El presidente de la Asociación Cultural Pendones del Reino de León entregó a Ana Pastor el Arca de las llaves, así como la Copa del Concejo. Antonio Silván obsequió a la presidenta del Congreso una reproducción en bronce fundido del Gallo de la Torre de San Isidoro, así como una recreación sobre pergamino natural de cordero del documento que recopilaba los Decreta de las Cortes de 1188.

Por su parte, Pastor entregó al alcalde de León la Polvera de la Constitución de 1978 en plata, y al presidente de la Asociación Cultural una figura del león del Congreso.

La lectura de los Decreta y el desfile de los pendones al son del folclore leonés, ya en la Carrera de San Jerónimo, dieron por finalizado un acto que se desarrolló hasta pasadas las tres de la tarde con una amplia afluencia de público tanto dentro como fuera del Congreso.

El Parlamento reconoce a León como «corazón de la democracia»
Comentarios