miércoles 12/5/21
Economía

Abril frena la destrucción de empleo: 635 parados menos en León

paro
Un camarero pone una caña de cerveza. RODRIGO SURA

La Semana Santa concedió una pequeña tregua al desempleo en León. Tras alcanzar en febrero los peores datos de toda la pandemia, abril dejó 635 parados menos que en marzo, según los datos que acababa de publicar el Ministerio de Trabajo. El mes pasado la provincia registró 33.022 personas inscritas en la lista del Sepe, 216 menos que en el mismo periodo de 2020, marcado por el confinamiento y el cierre de todos los negocios no esenciales. En todas las provincias de la Comunidad hubo un descenso en abril, excepto en Salamanca, que sumó 99 parados. El desempleo bajó, por segundo mes consecutivo, en 2.273 personas en Castilla y León, el 1,33% menos de parados que en marzo, que deja en 168.720 los desempleados en la Comunidad, que ganó además ese mes 3.858 cotizantes a la Seguridad Social, un 0,53% de incremento, hasta los 903.453 afiliados.

Los datos mensuales son mejores que los nacionales, ya que el paro bajó el 1,33% en Castilla y León, y el 0,99% en España, donde la cifra de afiliados aumentó en 134.396 personas de media en abril y la de desempleados se redujo en 39.012, mientras continuaron relajándose las medidas aplicadas para frenar la tercera ola de la pandemia. 

En Castilla y León

El desempleo bajó, por segundo mes consecutivo, en 2.273 personas en abril en Castilla y León, el 1,33 por ciento menos de parados que en marzo, que deja en 168.720 los parados en esa Comunidad, que ganó además ese mes 3.858 cotizantes a la Seguridad Social, un 0,53 por ciento de incremento, hasta los 903.453 afiliados.

Los datos mensuales son mejores que los nacionales, ya que el paro bajó el 1,33 por ciento en Castilla y León, y el 0,99 en dato nacional, y también en comparativa anual, con un incremento autonómico del paro del 1,42 -3.366 parados más-, frente al 2,07 de promedio en el conjunto nacional -79.425-.

A nivel nacional, el número afiliados a la Seguridad Social aumentó en 134.396 personas de media en abril y el de desempleados se redujo en 39.012, mientras continuaron relajándose las medidas aplicadas para frenar la tercera ola de la pandemia.

Mientras, catorce de las diecisiete comunidades autónomas registraron descensos en el número de desempleados, con las caídas más significativas encabezadas por Galicia (9.941 menos), mientras que aumentó en Canarias (1.873), Comunidad Valenciana (389 personas) y Cantabria (34 personas inscritas más).

Por sectores productivos, el paro bajó en Castilla y León en todos, liderados por el de Servicios, con -1.674 desempleados menos este abril frente a los -2.603 del mes de marzo; con -418 el de la Industria, -399 el de la Construcción y -13 en Agricultura. Por el contrario, el sector de Sin empleo anterior aumentó en 231 personas.

En términos mensuales, el paro disminuyó en todas las provincias a excepción de Salamanca: Ávila (-0,63%), Burgos (-2,07%), León (-1,89%), Palencia (-1,87%), Salamanca (0,38%), Segovia (-2,54%), Soria (-3,21%), Valladolid (-1,27%) y Zamora (-0,90%).

Y en dato anual, el número de parados registrados aumentó en: Ávila (3,38%), Burgos (2,34%), Segovia (3,85%), Soria (4,71%), Valladolid (3,75%) y Zamora (1,64%); mientras que descendió en: León (-0,65%), Palencia (-1,86%) y Salamanca (-0,91%).

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, todas las provincias ganaron cotizantes: Ávila (429), Burgos (686), León (1.043), Palencia (145), Salamanca (77), Segovia (442), Soria (296), Valladolid (561) y Zamora (177).

Referido a los ERTE, Castilla y León terminó abril con 24.413 trabajadores acogidos a uno de los tipos de estos expedientes, frente a los 31.360 del mes de marzo, por lo que el descenso ha sido de 6.947 trabajadores (-22,15%).

Castilla y León llegó a tener 145.505 trabajadores en un ERTE en el mes de abril, que fue el pico máximo durante la pandemia de la covid.

Finalmente, en abril se formalizaron 53.185 contratos en Castilla y León (6.124 indefinidos y 47.061 temporales), 5.827 menos que en marzo, el 9,87 por ciento de descenso (3,37 nacional), con 28.531 más que en abril del 2020, dado a que ese mes de 2020 ya estaba vigente el confinamiento por la pandemia.

En cuanto a las prestaciones para los desempleados, con datos de marzo hubo 67.842 beneficiarios en Castilla y León, 61.502 prestaciones contributivas y 8.216 subsidios, con 1.092 rentas activas de inserción.

El panorama nacional

El número afiliados a la Seguridad Social aumentó en 134.396 personas de media en abril y el de desempleados se redujo en 39.012, mientras continuaron relajándose las medidas aplicadas para frenar la tercera ola de la pandemia.

Según los datos publicados este miércoles por los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social, el incremento del empleo eleva el número de cotizantes a 19.055.298, gracias principalmente al sector servicios que sumó casi 100.000 trabajadores más coincidiendo con la Semana Santa.

El número de desempleados se queda en los 3.910.628, gracias a que cerca de 100.000 personas dejaron las listas del paro en los meses de marzo y abril.

En cifras desestacionalizadas, la afiliación cayó en 9.808 trabajadores hasta los 19,01 millones.

Frente a abril del año pasado, cuando mayor impacto tuvo la pandemia sobre el mercado laboral, España ha recuperado 596.631 afiliados, mientras que el paro cuenta con 79.425 desempleados más y 638.283 trabajadores siguen en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los servicios tiran del empleo

Todos los sectores crearon empleo neto en abril, principalmente los servicios (99.404 trabajadores más), pero también la agricultura (13.483), la construcción (12.965) y la industria (8.544).

Por regímenes, el general aumentó en 118.121 ocupados, con las aportaciones del sistema especial agrario (12.050 afiliados) y del hogar (977).

Por actividades, los incrementos se concentraron en mayor medida en la hostelería, con 40.548 empleos más, aunque también en la construcción y agricultura, mientras que solo tres perdieron afiliados: actividades financieras y de seguros, actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales y actividades sanitarias.

El régimen de autónomos sumó 15.431 cotizantes, hasta rozar los 3,3 millones.

Todas las comunidades autónomas sumaron afiliados en abril, encabezadas por Baleares, Murcia, Navarra y Extremadura.

En cuanto a los Erte, el número de trabajadores acogidos a uno de estos expedientes disminuyó en 105.345 personas, hasta 638.238, de las que un 70 % lo estaban a una de las modalidades con exoneraciones a las cuotas a la Seguridad Social.

Respecto a los datos de paro, el descenso se sustanció en todos los sectores, en especial en los servicios (32.192 desempleados menos), aunque se incrementó entre las personas que no habían trabajado con anterioridad (4.876 más).

Descendió más entre los hombres (24.038 menos) que entre las mujeres (14.974) y, por edad, lo hizo tanto entre los jóvenes (1.909 personas menos) como entre los mayores.

Catorce de las diecisiete comunidades autónomas registraron descensos en el número de desempleados, con las caídas más significativas encabezadas por Galicia (9.941 menos), mientras que aumentó en Canarias (1.873), Comunidad Valenciana (389 personas) y Cantabria (34 personas inscritas más).

En abril se firmaron 1,35 millones de contratos, 683.696 más que en abril de 2020, y, de ellos, el 12,1 % fueron indefinidos.

Abril frena la destrucción de empleo: 635 parados menos en León
Comentarios