miércoles 19/1/22
DL4P7G1

 

El paro cayó en León durante el mes de octubre, la primera vez que sucede desde que existen estadísticas. Según las cifras que ayer reveló el Sepe, la provincia cerró el pasado mes con 27.243 parados, es decir, 534 menos que en septiembre. En la comparación interanual el balance también es muy positivo. El número de afectados ha bajado en 4.671 personas, o lo que es lo mismo, el 14,65% en doce meses. España y la comunidad registran descensos similares a pesar de que nunca antes hubo un mes de octubre que no destruyera empleo. Este comportamiento es inédito. Al menos en los últimos 46 años.

Lo habitual, antes de la irrupción de la pandemia, era que con la entrada del otoño desaparecieran muchos de los contratos vinculados a la temporada estival, pero la reactivación del turismo nacional ha sostenido el influjo del verano sobre el sector servicios, que terminó octubre con 471 parados menos. También bajó en la construcción (-86) y entre el colectivo sin empleo anterior (-268). En cambio subió en agricultura (283) e industria (8).

De todas formas todavía hay 1.124 trabajadores afectados por un Erte y 910 autónomos que cobran el cese de actividad en alguna de sus modalidades, aunque pidieron la ayuda 1.153, según la información que ayer compartió la Seguridad Social, que perdió 656 afiliados y acabó octubre con 161.053 cotizantes, 3.048 más que en el mismo mes de 2020.

Un lastre

Solo uno de cada diez contratos que se firman en la provincia tienen carácter indefinido

Hay, también, un indicador muy preocupante que se repite en todos los balances. De los 11.585 contratos firmados el mes pasado en la provincia, tan solo 1.226 (el 10,5%) son indefinidos, por lo que será muy difícil que esta tendencia se consolide durante la etapa más fría del año, cuando el turismo se resiente y los ingresos caen. La precariedad es endémica. Además existen problemas estructurales que condicionan el mercado laboral, como el envejecimiento de la población, que dispara el número de personas que dependen del Estado. De hecho la tasa de actividad aquí es de las más bajas de España.

Además, 14.051 desempleados cobran alguna de las prestaciones por desempleo que paga el Sepe. Hay otros 13.000 que no perciben ni el subsidio, ni la renta de inserción activa, ni la prestación contributiva. En España se abonan casi dos millones de euros en ayudas de este tipo.

En erte

Todavía hay 1.124 trabajadores afectados por un expediente y 910 autónomos en cese

Una imagen similar ofrece Castilla y León, que como la provincia, registró un mes de octubre histórico, con 2.774 desempleados menos y 4.986 afiliados más a la Seguridad Social.

También se movió el mercado en el resto del país a pesar del final de la campaña turística en un octubre que ofrece datos poco habituales para esta época del año. En concreto, se crearon 102.474 puestos de trabajo, lo que supone un 0,5% más que en septiembre, con lo que el número de afiliados se situó en 19,6 millones de personas, la cifra más elevada de toda la serie histórica. Mientras el paro se redujo en 734 personas, la primera bajada para este mes desde que se iniciaron los registros en 1975.

También fueron positivas las cifras de evolución de trabajadores acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo y que marcaron nuevo mínimo a cierre de mes con 190.718 tras salir 48.512 frente a septiembre.

«Seguimos por la senda de la recuperación económica. Una recuperación justa, fuerte, que llega a hogares y empresas», valoró el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por su parte, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, digo que el Ejecutivo no se conforma y seguirá trabajando para mejorar «no solo las cifras, sino también la vida de la gente». «Es un mes con un extraordinario dinamismo del mercado laboral, que ha ido de menos a más», celebró.

Interactivo | El paro cae en octubre por primera vez pero el 90% del empleo es temporal