domingo 18/4/21
León suma 5.191 parados en un año, y más de 7.000 trabajadores en Erte

El paro en pandemia pone a servicios y mujeres en el punto de mira

camarera
Una camarera limpia una terraza. RAQUEL MANZANARES

A punto de cumplirse un año del cierre de la economía provocado por la pandemia, el número de parados oficialmente registrados que la crisis deja en León en los últimos doce meses es de 5.191. Una cifra que no refleja la situación real del empleo en la provincia, dado que las prórrogas en los expedientes de regulación temporal de empleo guardan una bolsa de personas que no trabajan o lo hacen en jornadas más reducidas de lo habitual, pero no se contabilizan en las cifras que reflejan la realidad laboral de la provincia. El último dato cifra en 7.344 el número de leoneses que se encuentran en Erte actualmente, según los datos de la Junta de Castilla y León.

Las cifras del mercado laboral publicadas esta mañana por el Servicio Público de Empleo (Sepe) colocan la cifra de parados a final de marzo en la provincia es de 34.673, lo que supone 25 más sobre el mes anterior. En los últimos doce meses el desempleo se ha incrementado un 17,6%. 

En términos anuales el número de parados registrados aumenta en todas las provincias de la Comunidad, León es la tercera, por detrás de Ávila y Burgos. 

A falta de concretar las consecuencias de la bolsa de empleo en el alero contenido en las prórrogas de las medidas de emergencia por la pandemia, hay dos datos que resultan evidentes sólo del análisis de las cifras de paro registrado: es el sector servicios (fundamentalmente hostelería, ocio y comercio) el que acapara la mayor parte del incremento de los desempleados; y son las mujeres las que están padeciendo en mayor medida las consecuencias de las dificultades económicas de los negocios. 

El desempleo contemplado en los registros oficiales aumentó en 3.524 personas en el último año en León (sólo el mes pasado sumó 163 parados); lo que deja la cifra de parados 'oficiales' en 23.514 personas. La parálisis de las actividades relacionadas con el turismo, el ocio y la restauración; pero también las que tienen que ver con el consumo en general, desde los comercios a otras actividades de servicios personales, incrementan drásticamente la bolsa de personas en busca de colocación en este colectivo. 

El conjunto del año tampoco ha sido positivo para el sector de la construcción, a pesar de la recuperación de un buen número de actividades relacionadas con este campo. El  mes pasado el paro descendió en este sector en 63 personas, aunque en el conjunto del año suma 280 parados, hasta llegar a los 2.519. 

También en industria febrero fue un mes relativamente positivo para el empleo, con 72 parados menos. Sin embargo, la cifra actual de personas en busca de trabajo en este campo es de 3.040, 187 más que hace un año. 

En agricultura las cosas no son muy diferentes: hay 25 parados menos en el último mes, pero 142 más que hace un año. Hasta los 1.927 registrados en el Sepe. 

Cae también la afiliación

Por lo que se refiere a la afiliación a la Seguridad Social, en términos anuales la provincia ha destruido 2.412 puestos de trabajo, un 1,51% del total, a la espera también de que la retirada de las ayudas despeje la situación real del empleo en León tras doce años de medidas restrictivas de la actividad. 

En el último mes la provincia ha perdido 79 afiliados, hasta los 154.797. 

Por regímenes de afiliación, en el último año se ha perdido sobre todo empleo por cuenta ajena (1.639 afiliados en el último año, 111 sólo en el último mes). Destaca también la pérdida de autónomos, 541 en un año y 8 en febrero. Son en total 35.795. Tradicionalmente León ha sido la provincia con más autónomos en la Comunidad, aunque ahora se acerca mucho a Valladolid, que suma ya 35.360. 

El régimen especial agrario gana 41 afiliados en el último mes, aunque pierde 22 en el último año; mientras que el régimen especial del Hogar se mantiene, con dos menos; mientras cede 158 puestos en el último año.

El colectivo femenino, más desfavorecido

El incremento del paro por sexos en la provincia registra un incremento porcentual en el último año que no ofrece grandes diferencias en el cómputo general, pero sí evidencia en las últimas estadísticas un preocupante sesgo de género. Con los datos del último mes, el de febrero, se refleja que en León el paro masculino se redujo en 215 personas, un 1,4%. Sin embargo, el femenino creció en 240 personas, un 1,24% más. 

En el dato interanual el empleo ha descendido se manera similar: un 17,81% en el caso de las mujeres, con 2.953 paradas más; y un 17,34% entre los varones, con 2.238 desempleados más.

Por sexos, las mujeres desempleadas son 19.530 mientras que los hombres son 15.143 mientras que por edades, los menores de 25 años son 2.982; la franja comprendida entre los 25 y los 29 años, 3.165; de 30 a 44 años, 10.666 y los mayores de 45 años, 17.860.

En la Comunidad

Castilla y León anotó 849 parados más en febrero que el mes anterior, con un repunte del 0,49, frente al 1,12 de incremento nacional, que deja en 174.752 los desempleados en la Comunidad, 31.029 más que hace un año, aunque ganó 633 cotizantes a la Seguridad Social respecto a enero, hasta los 896.543.

De acuerdo a los datos publicados este martes por los Ministerios de Empleo y Seguridad Social, en un mes marcado por la pandemia y restricciones en especial en el sector servicios y comercio, la Comunidad tiene 31.029 parados más que en febrero del 2020, un 21,59 por ciento de incremento, también por debajo del 23,5 de subida nacional.

 A nivel nacional

El paro se incrementó en 44.436 personas en el mes de febrero respecto al mes de enero elevando así la cifra de desempleados a 4.008.789, una barrera que no se superaba desde abril de 2016, reflejo del impacto de la tercera ola de la pandemia.

Según ha informado el Ministerio de Trabajo, el aumento del desempleo es consecuencia "del impacto en el ámbito laboral de las severas restricciones impuestas por la tercera ola de la pandemia".

En cuanto a la afiliación, la Seguridad Social en febrero registró 18.850.112 afiliados medios, 20.632 cotizantes más con respecto a la media de enero.

El paro en pandemia pone a servicios y mujeres en el punto de mira