domingo. 25.09.2022
Defensa

Parten para La Línea de la Concepción dos módulos de intervención del GRS

Alrededor de 40 efectivos vigilarán un rebrote violento de los narcotraficantes de la zona
Imagen de las lanchas que motivaron el inicio de los incidentes en La Línea de la Concepción. M.C.I.C.

El Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de La Virgen del Camino envió ayer a la Línea de la Concepción dos Módulos de Intervención Rápida (MIR) compuestos por 40 hombres, para mantener la seguridad en las manifestaciones que se celebrarán este fin de semana en la localidad andaluza, sacudida en los últimos días por los incidentes derivados de la muerte de dos personas que viajaban en una lancha,supuestamente dedicada a labores de narcotráfico. La localidad se ha visto sacudida por incidentes graves. Los disturbios vienen produciéndose desde el lunes.

Los representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado expusieron que los altercados son «sucesos muy localizados en el tiempo y en el espacio, efectuados por algunos grupos de personas». Para conseguir erradicar estos disturbios se está llevando a cabo «una importante labor de contención». No obstante, existe una «total coordinación y apoyo» entre los agentes de los distintos cuerpos de seguridad, que ahora aumentan su despliegue con los agentes de León para conseguir «la vuelta a la normalidad lo antes posible».

La causa

La muerte de dos personas que viajaban en una lancha desató una ola de violencia estos días

Las autoridades analizaron ayer los avances en las investigaciones que están realizando para aclarar los hechos y «determinar los responsables del vandalismo y la violencia que está sufriendo el municipio». Así, el dispositivo de seguridad, que en un primer momento estaba formado por 70 policías nacionales y 50 guardias civiles. contará con el refuerzo de los agentes leoneses, que ya formaron parte del contingente que fue enviado a Cataluña con ocasión del referéndum de octubre de 2017. «La sensación de impunidad que en estos momentos tienen los individuos que están llevando a cabo estas actuaciones se termine» a través de «una actuación policial decidida», dijo ayer el alcalde de La Línea, Juan Franco, que expresó su deseo de que este refuerzo «acabe por fin con esta situación tan indeseada» y se recupere la normalidad «después de tres noches, fundamentalmente, que se están convirtiendo en una pesadilla». Franco recordó que estos altercados tuvieron como detonante el «desgraciado incidente del lunes», en referencia al naufragio de una embarcación sospechosa de dar apoyo logístico a una narcolancha, en el cual murieron dos hombres, de 19 y 51 años.

La denuncia, por parte de familiares y allegados de las víctimas, de omisión de auxilio por parte de las fuerzas de seguridad que intervinieron en el suceso, desmentidas por las autoridades, provocó el inicio de una escalada de violencia en la localidad, con agresiones a los agentes y numerosos incendios.

«Está habiendo algaradas, sobre todo en horario nocturno», explicó el alcalde, quien alertó de que los altercados están pasando de unos barrios a otrosde forma voraz.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró ayer que el Gobierno «no va a permitir ningún ataque» a las fuerzas de seguridad del Estado como los de la última madrugada contra un furgón policial, que llegó a recibir un disparo durante las protestas por el naufragio.

Tras lamentar «profundamente» las dos muertes, el ministro recordó que hace casi tres años se personó en La Línea para sostener que el «principio de autoridad» tenía que regresar al Campo de Gibraltar.

Parten para La Línea de la Concepción dos módulos de intervención del GRS