miércoles. 07.12.2022

La posibilidad de que el Ayuntamiento de Villaquilambre reflote el polideportivo de Navatejera, cerrado y deteriorándose tras 18 años de vida, está en manos del Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) de la Diputación, según se expuso ayer en la sesión plenaria, ya que este servicio es quien aportará la documentación sobre una hipotética municipalización o sobre el traspaso de la gestión de la instalación deportiva al Ayuntamiento.

El dato se conoció después de que el equipo de Gobierno urgiera ayer a la pedanía a convocar un pleno en la junta vecinal para aprobar que el Ayuntamiento pase a hacerse cargo del polideportivo y así poder actuar cuanto antes y dar una solución a las 17 familias que trabajan en él.

El PSOE, que gobierna en Navatejera, explicó que ese pleno se convocará en cuanto el SAM remita la documentación que le han pedido y que hace falta para gestionar ese trámite. También justificaron que la deuda que acumula la junta vecinal les impide disponer de seguros sociales y por eso no limpian las piscinas, ante el temor a que le ocurra algo al trabajador que lo efectúe. Los socialistas aseguraron que pidieron ayuda al Ayuntamiento para ese cometido y no la obtuvieron. El equipo de Gobierno indicó que no pueden actuar en una instalación ajena, y el polideportivo es propiedad de la pedanía de Nava, pero sí podrán limpiar en cuanto la gestión pase al Ayuntamiento, de ahí la urgencia en solucionarlo.

El paso del polideportivo de Nava a Villaquilambre, en manos del SAM
Comentarios