lunes 20/9/21
LEÓN ■ SANIDAD

Los pediatras advierten de su «crítica situación»

Piden por escrito al consejero más contratos ante el riesgo de «falta de calidad».

carmen tapia | león

Por escrito. Así se dirigen los pediatras de Atención Primaria de León al consejero de sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, para advertirle en una carta de «la situación crítica» de la asistencia en la provincia ante la falta de profesionales suficientes para atender a los menores. El escrito, que está también en el despacho de las gerencias de sanidad de la provincia, alerta de que « la situación es insostenible desde el punto de vista personal y profesional. Estamos cansados, desilusionados, frustrados, perdiendo espacios valiosos con la familia» y piden seis cambios «porque la atención pediátrica de León está perdiendo calidad antes nuestros ojos cansados y frustrados».

En el área sanitaria de León trabajan 33 pediatras, dos se jubilaron en 2017 y una plaza está sin cubrir, y otros cuatro se jubilarán este año. «Entre el 2018 y 2025 se jubilarán el 33% de los pediatras», aseguran en la carta. «Hay pediatras disponibles, pero las condiciones que les ofrecen son lamentables».

Los pediatras instan al consejero a optimizar los recursos con la distribución de los pediatras de área; compensación económica por la acumulación de tarea, compromiso para no crear más plazas de pediatra de área hasta que esta figura desaparezca por reconversión de las ya conocidas (las plazas de pediatría de área que atiendan a un cupo superior a 600 pacientes deberían ser transformadas en plazas de equipo); abonar el kilometraje completo (ida y vuelta) de los pediatras de área que deban realizar desplazamientos en su propio vehículo; que el pediatra de área no abandone? su plaza para «sustituir «a otro profesional; y retirada del Punto de Atención Continuada en el plazo que se decida, si no puede ser de forma inminente o, al menos ir disminuyendo paulatinamente el horario de atención hasta su desaparición.

Los pediatras alertan de que la situación en León es «especialmente alarmante» porque» las dificultades geográficas de una provincia de las más grandes del Estado, se suman las peores condiciones de trabajo y contratación» y colocan a León en una situación de desventaja « porque los residentes que acaban su especialidad cada año, deciden de forma mayoritaria, abandonar la provincia donde se formaron».

Denuncian «una sobrecarga» que les lleva a tener que trabajar «en condiciones que distan mucho de la situación óptima, genera múltiples problemas como atención precaria, estrés laboral, insatisfacción profesional y en ocasiones, cada vez con mayor frecuencia, situaciones de violencia y agresividad por parte de los usuarios». «Queremos hacer entender», dicen, «la situación de frustración, cansancio, insatisfacción y desespero que nos invade».

Critican la política de la la Gerencia de León y la Gerencia Regional de Salud «que, no ha gestionado la creación de plazas adecuadas a las necesidades poblacionales y la escasez de recursos humanos. Se han creado plazas de pediatría de área sin criterio, contratos que no respetan tiempos, funciones ni realización profesional. Otras comunidades, en la misma situación de crisis estructural por escasez de médicos, mantienen tipos de contratación más dignos, responsables, coherentes y respetuosos con la mejor atención al paciente y con el respeto a la salud personal y vida familiar de los trabajadores» A la denuncia de sobrecarga de trabajo habitual añaden que la jornada laboral se ve prolongada durante los días de guardia en el Punto de Atención Continuada de Pediatría (PAC) situado en el centro de salud de José Aguado «que se sostiene por un número de pediatras cada vez progresivamente menor debido a exenciones de guardias por edad o por cuidado de hijos. No existe en ninguna otra comunidad ni ni en otras provincias como la nuestra. Este PAC solo contribuye al desgaste de un profesional ya sobrecargado, a empeorar la calidad asistencial y a hacer las plazas de pediatría poco atractivas. Es por eso que a pesar de sus 30 años de existencia no haya servido de modelo a imitar por otras provincia. Y además, genera desigualdad entre la población rural y urbana, ya que en los pueblos los niños son atendidos en el PAC de su centro de salud por el médico de familia, como en el resto del estado».

Los profesionales de León critican que los pediatras de área atienden a 900 pacientes sólo en una zona básica «lo que daría para convertirla en plaza de pediatría con equipo» y critican que Castilla y León es la autonomía con mayor número de pediatras de área en cifras absolutas de todo el estado, con 71, seguida por Castilla- la Mancha con 17.

Los pediatras advierten de su «crítica situación»