miércoles. 08.02.2023

La secretaria de Organización del PSOE en Castilla y León y procuradora por Zamora, Ana Sánchez, hizo hincapié ayer en que las pensiones han subido en los últimos cuatro años con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España y que han sido los pensionistas leoneses los que más se han beneficiado de esta mejoría con subidas del 40,67%, por encima de la media del 36% a nivel autonómico. Así, especificó que un pensionista que cobraba 941,61 euros en 2018 cobra ahora 1.324,58 euros, siendo los leoneses en los que más ha repercutido esta mejora a nivel autonómico con una mejora de 382,97 euros.

La responsable de Organización puso de relieve ese dato al efectuar un balance con motivo del tercer año de la actual legislatura con Pedro Sánchez (PSOE) como presidente del Gobierno.

Ana Sánchez y puso como ejemeplo que frente a los 947,60 euros que cobraba de media un pensionista de Castilla y León en diciembre de 2018, en la actualidad se ha pasado a una pensión media de 1.290,61, lo que supone más de 342 euros de diferencia, un 36%.

La secretaria regional de Organización calculó esta cifra con arreglo a los últimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Seguridad Social, que indican que en Castilla y León la pensión media ascendía a 1.189,51 euros, a los que aplicó el 8,5% de subida de las pensiones previsto para este año.

Ana Sánchez resaltó por ello la importancia del compromiso del Gobierno de Sánchez con los pensionistas de Castilla y león y del conjunto del territorio nacional, con el fin de «compensar la pérdida de poder adquisitivo derivado de la inflación consecuencia del incremento de la energía y del IPC».

Así, comparó esa subida con el techo del 0,25% impuesto por el Gobierno de Mariano Rajoy, que implicaba que las pensiones sólo subían «un cuarto de punto con independencia del alza de los precios», una decisión que el PP adoptó «sin consenso ni diálogo» y al margen del pacto de Toledo, indicó.

Frente a ello, puso de relieve las medidas en favor de las personas y de las colectividades más vulnerables económicamente puestas en marcha por el Gobierno, como una revaloración de las retribuciones de los 566.815 pensionistas de Castilla y León.

«La revalorización de las pensiones está garantizada y nuestro compromiso con su sostenibilidad es firme «para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas», concluyó.

Un pensionista leonés cobra ahora casi 383 euros más que hace tres años